LA POESÍA ANDALUZA DE HOY

Centro Virtual Cervantes

Centro Virtual Cervantes
Instituto Cervantes
Alcalá 49, 5.ª planta. 28014 Madrid (España)
Teléfono: (+34) 914 367 600, fax: (+34) 915 231 212
cvc@cervantes.es

andalucia

https://www.facebook.com/poetasandaluces

LA POESÍA ANDALUZA DE HOY

Alfonso Canales

Para enfocar con posible acierto el panorama de la poesía andaluza actual, la primera

cuestión que tenemos que dilucidar es la de qué debe entenderse por poesía andaluza.

Si decidimos contestar a la ligera diremos que poesía andaluza es la que hacen o han

hecho los poetas nacidos en Andalucía, con lo que concederemos al hecho fortuito del

nacimiento una importancia desmesurada y, por supuesto, caeremos en el error de afirmar,

pongo por caso, que Campos de Castilla, de Antonio Machado, es un libro andaluz.

Podríamos decir también que poesía andaluza es la que se produce a partir de un

talante andaluz, por poetas vinculados —por nacimiento o por cualquier otra causa—

con Andalucía. Pero, ¿existe un talante andaluz? Y, en última instancia, ¿qué es Andalucía?

Enrique Molina Campos, en una conferencia pronunciada en el Ateneo de Málaga

(«Ser y estar de la poesía andaluza»), apuntaba una primera y —según él— rudimentaria

división entre actitudes «optimistas» (o «topicistas») y actitudes «pesimistas» (o

«críticas»). La lista de los andaluces del primer grupo podría empezar, según Molina,

por Estébanez Calderón y seguir con Muñoz y Pabón, los hermanos Quintero, Pemán, etc.

Entre los del segundo grupo, citó a Valera, al Alarcón de El niño de la bola, al Palacio

Valdés de Los majos de Cádiz, a Juan Díaz del Moral y, ya en nuestro tiempo, a Ricardo

Molina, Caballero Bonald, Alfonso Grosso, Manuel Barrios, Antonio Burgos y Alfonso

Carlos Comín. La raíz de este sector de preocupados por la realidad andaluza podría

rastrearse en Arjona y en Blanco White.

En cualquier caso, la mayor interrogante reside en Andalucía misma como ente de

la geografía humana. Fue José Antonio Muñoz Rojas quien, a mi juicio, se pronunció con

mayor acierto acerca de la pluralidad esencial de nuestra región. Dejando aparte la artificiosa

clasificación provincial del conocido poema de Manuel Machado, resulta notorio

que al menos hay tres Andalucías: la alta, la baja y la de las marismas. O dos: la

Bética y la Penibética.

Si pensamos que la actual Andalucía no pasa de ser una tierra conquistada (una

«Castilla la Novísima»), la diversidad habrá venido dada por la mayor o menor antigüedad

del asentamiento de los conquistadores, por la mayor o menor resistencia cultural

de los conquistados y, por supuesto también, por los ingredientes raciales de unos

y de otros, así como por los aditamentos que los alteraron con posterioridad, en la costa

y en el interior, con muy diverso grado.

 

Lo que resulta desconcertante es que, a pesar del batiburrillo que Andalucía es,

tanto si la consideramos geográficamente como si queremos calar en la distribución

histórica de sus moradores o en lo que los mismos han pensado y piensan de su

habitat, nuestra región, en su conjunto, ofrece al mundo una fisonomía que, a veces,

suplanta, con aparente unidad, a la mucho más diversa fisonomía de España. ¿Es que

esta tierra, colofón de la conquista que duró ocho siglos, resume la nacionalidad que,

según Américo Castro, fundió en un producto nuevo a cristianos, moros y judíos? ¿Es

que la alegre cara —sólo alegre la cara— de nuestro folklore se presta más a una simplista

exportación? ¿O es que, por conquistados más tardíos, gozamos por más tiempo

de la actitud permisiva de los musulmanes, y aquí pudieron mantenerse y rebrotar más

antiguas culturales, coadyuvantes —como quiere Sánchez Albornoz— a la vigente faz

de la Península Ibérica? No sé. Pero en la literatura de Despeñaperros para abajo —y más

concretamente en la poesía— se delatan constantes formales que no podemos atribuir

a la casualidad. Ya volveremos sobre ello. Por ahora me interesa consignar que, sea

cual sea el criterio de calificación que adoptemos, existen unas maneras de poetizar que

han sido calificadas —con buena o con mala intención— de andaluzas. Y, estadísticamente

hablando, no se puede negar que Andalucía ha dado siempre —incluso antes de

ser conocida con su nombre actual— una recurrente cosecha de eficacísimos poetas.

En definitiva, la estadística nos enseña que se canta lo que se pierde, y los andaluces,

hasta ahora, lo hemos venido dando todo por perdido de antemano. Perdida ha estado

casi siempre Andalucía (digo casi acordándome de Tartessos y del Califato de Córdoba)

en el sentido en que, hasta hace poco, se llamaba perdida a una mujer seducida y

abandonada, que acaba por entregarse a eso que, paradójicamente, se conoce como «vida

alegre». A los seductores les encanta ver que sus víctimas dan señales de consuelo:

eso tranquiliza sus conciencias. Y a las otras víctimas que salen más agriamente respondonas

les irrita que pueda darse un dolor con elegancia llevado, ayes que acaban en

música mientras la voz aguante, acumulando la ¡ra para cuando sea posible darle suelta.

Don Miguel de Cervantes —que tanta ocasión tuvo de conocernos— puso a los poetas

andaluces en cabeza de los que dieron brillo al oro de un siglo en el que no era oro

todo lo que relucía. Se ha hablado de un nuevo Siglo de Oro, a propósito de la llamada

generación del 27, y es evidente que esa generación se fraguó aquí en el sur de la

Península: de los diecisiete poetas que recogió Gerardo Diego en su Antología de 1931

sólo seis no eran andaluces.

A los andaluces se nos tacha de ocurrentes, de hábiles en sustituir el genio por el

ingenio, de gastar la pólvora en salvas. También se nos moteja de barrocos y de manieristas

—que es una forma actualizada de decir (eufemísticamente) amanerados—•. Pero

es que lo que casi siempre se ha propiciado es la Andalucía típica y tópica. Los poetas

andaluces anecdóticos son los que se jalean, quizá porque no plantean problemas.

El ser humano se caracteriza por su deseo de simplificar, de encerrar en una fórmula

lo que se le aparece como ininteligible cuando intenta la matización. El conocimiento de

una región tan plural —tanto en su geografía como en su historia— exige un atento

estudio que muy pocos se han dignado afrontar. Es más fácil decir, con consoladora

destilación, que el andaluz es gracioso, como es laborioso el catalán, testarudo el aragonés,

austero el castellano y retorcido el gallego. Pero ¿quién es el andaluz, quién el

catalán, quién el aragonés, quién el castellano y quién el gallego? Los arquetipos no

hacen sino suplantar la realidad que intentan encarnar. Y lo arquetípico suele ser el ma-

terial de urgencia en el que escarban los pensadores apresurados, cuando no los malévolos.

Ya he dicho que el andaluz ha entendido casi siempre que no es posible la hondura

poética sin la eficacia formal. El crítico simplificador dirá que el poeta andaluz antepone

a lo dicho la manera de decir: lo que, generalizando, no es absolutamente exacto. Lo

que pasa es que el crítico simplificador sólo logra llegar al fondo del poema si no lo

distraen las barreras formales, en las que suele quedar enredado como en una valla de

espinos. Y lo que pasa también es que, a fuerza de enredarse, opta por quedarse fuera

de la cerca, observando sus recurrentes floraciones primaverales (cuanto más llamativas,

mejor).

Dije que aquí en Andalucía, la poesía es estadísticamente endémica. Pero también

he insinuado la existencia de constantes poéticas andaluzas. ¿Existen en verdad esas

constantes? Y, en caso afirmativo, ¿cuáles son?

Por lo que se refiere a la estructura poemática, dícese que el poeta andaluz propende

a lo barroco. ¿Y qué es lo barroco? ¿Una simple fioritura pospuesta a las esenciales

líneas formales del poema, como mero adorno carente de funcionalidad? Yo creo

que no. El árbol no es más auténticamente árbol en otoño que en primavera. La hoja,

la flor y el fruto no sólo no restan entidad al esquema del tronco y de las ramas, sino

que constituyen su consecuencia ineludible. Los poetas andaluces son barrocos, en cuanto

que tienen la convicción de que las simplicidades son inasibles, y de que no nos es

dado comprender el árbol si no nos cobijamos bajo su primaveral o estival sombra

completa.

Cuando los poetas de la generación del 27 se rebelaron contra los modos al uso,

izaron como bandera el antecedente del cordobés don Luis de Góngora, sin duda a

propuesta de su mejor albacea, Dámaso Alonso.

Una contribución destacable fue la Antología en honor de Góngora que publicó Gerardo

Diego. En ella se recogieron las consecuencias del gongorismo, como tratando de

demostrar que sus hallazgos formales no habían caído en saco roto.

Pero, a propósito de esta contribución, quiero recordar —y a eso iba— que en el

año 1961 se editó en Málaga un cuaderno en homenaje a Góngora, cuidado por Bernabé

Fernández-Canivell y concertado por quien les habla, en el que se intentaba completar

la Antología de Gerardo mediante un florilegio de poesía cordobesa que podría

servirle de precedente. Aunque hay que confesar que —aparte de los textos originales—

dimos a Lucano en la versión de Jáuregui, y que los traductores de Séneca y de Ibn

Hazm procuramos arrimar el ascua a la sardina de nuestra tesis, resulta evidente que

algo hay en la poesía latina de Córdoba que se perpetúa en la poesía arábigo-andaluza,

que remanece en Juan de Mena, en Juan Rufo y en Pablo de Céspedes, y que Góngora

recoge y sabe potenciar. La poesía barroca andaluza no fue mera invención suya.

La segunda nota que se asigna al poeta andaluz es su resignado senequismo, o sea

su ostentada capacidad de aguante. El mismo don Manuel Azaña hubo de desconcertarse

cuando los anarquistas de Casas Viejas se manifestaron de una manera tan poco

consecuente con los estoicos principios andaluces que impregnan nuestra poesía, según

sus sabios comentaristas. El poeta andaluz propende, por muy barroco que sea, a centrarse

en los temas humanos fundamentales: Dios, la vida, el amor, la muerte… Y tiene

total conocimiento de que cuanto no afecta a esos temas es pura frivolidad. Por eso no

participó el poeta andaluz de una manera muy activa en el movimiento de la llamada

«poesía social». Hay quienes olvidan quizá que el que muerde es el perro que no ladra.

Esperamos que esto se tenga en cuenta.

He dicho que el poeta andaluz no participó demasiado activamente en el movimiento

de la «poesía social». Debo aclarar esta afirmación. La alergia de los andaluces hacia tal

moda (sucedánea de una entonces imposible poesía política) repelió más la desmañada

forma con la que solía caerse en el panfleto versificado •—o versiculizado— que la posible

frivolidad de los temas de ocasión. Porque es que, además, los andaluces siempre

hemos contado —y ahora se está manifestando en los happenings poéticos— con una

lírica eminentemente social. Sirvan estas muestras populares:

«Fui jilguero desgraciado

que, apenas salí del nido,

me cogieron en la trampa:

por dos cuartos fui vendido »

«Hombre pobre huele a muerto:

a la hoyanca con él.

Oue el que no tiene pesetas

requiescat in pace amén.»

«Ahora que soy el yunque

me precisa el aguantar:

si algún día soy martillo

ya te puedes preparar.»

La poesía andaluza que más se ha aireado por el mundo es la más topiquera. No se

suele insistir en que también las becquerianas Rimas (calificadas por Núñez de Arce

como «suspirillos germánicos») y los poemas de Cernuda (de los que, como se recordará,

Juan Ramón decía que parecían traducciones) son creaciones andaluzas. De esa

veta conectada con las más claras fuentes universales de la poesía manan las más recientes

voces de la Bética, confortadas con la recepción y el eco que han logrado, primero

en otras regiones mediterráneas y luego en distintos contornos.

Cuando Pedro Gimferrer y Guillermo Carnero publicaron sus primeros libros, los andaluces

pensamos que el concepto andaluz de la poesía empezaba a ser tenido en cuenta:

que habíamos encontrado una suerte de solidaridad más allá de nuestras fronteras regionales.

Se llamó hallazgo a lo que hasta entonces se había llamado adorno. Se redescubre

a Ricardo Molina, a Pablo García Baena, a Soto Vergés, a Alvarez Ortega y a Caballero

Bonald. Quedan aún muchas tierras por descubrir. Lo que importa es que sepan,

más allá de Puerto Lapice, que no toda la poesía de aquí abajo se acaba en los antologados

por Bruno Portillo y Enrique Vázquez en 1914, ni siquiera en los recogidos por

José Luis Cano en 1952.

Mucho nos queda por hacer hasta que la poesía andaluza llegue a sonar, en el concierto

de las voces peninsulares, como un coro trabado. Lo primero, fulminar a los vocingleros

de jolgorios pueblerinos. No abundemos en confusiones: la poesía es una cosa

muy sería que no acaban de entender los delegados de fiestas.

También es preciso que los andaluces contemos con nuestras propias editoriales y

nuestras propias —y eficientes— distribuidoras. Bien están las ediciones numeradas para

los bibliófilos. Pero no lograremos que la literatura andaluza tenga la resonancia que debe

tener mientras los escritores del sur sigan dependiendo de los gustos impuestos por los

escritores del norte. Hoy están de moda las letras andaluzas porque un grupo de jóvenes

catalanes y levantinos han volcado su atención sobre ellas. ¿Y mañana? ¿No se nos

volverá a tachar mañana de preciosistas? ¿No se volverán a correr mañana los metálicos

telones de la incomprensión con el pretexto de que los sureños no nos ponemos

a tono con lo exigido por el cambio de los tiempos? Las voces de un grupo humano son

tanto más autóctonas cuanto más siguen, con total independencia, sus propias evoluciones.

La poesía andaluza, como la poesía de todos los pueblos, tiene su veta popular y

su veta culta: en cada una de estas vetas se da, y se dará siempre, un filón válido

y una ganga tarada de falsedad. Pero hemos de ser nosotros, no la crítica centralizada,

los que discriminemos entre lo que merece ser difundido y lo que ha de quedar como

pecado oculto.

Hay que reconocer que algunas Universidades de nuestra región están llevando a

cabo una plausible tarea al respecto. La de Granada y la de Sevilla cuentan con Servicios

de Publicaciones en los que se presta especial atención a la literatura y a la poesía

andaluza. Pero siempre falla la distribución. Los organismos comercialmente asépticos

suelen dar por finalizada su labor con el alumbramiento del libro. Lo que pase después

no les importa. Lo alumbrado —es un decir— se amontona en algún polvoriento rincón

de las estancias burocráticas, a la espera de que alguien se entere de su existencia y

sepa luchar a brazo partido con las dificultades que comporta la consecución de un

ejemplar.

El andaluz, que con tanto provecho como trampa ha conseguido industrializar su

folklore, no ha logrado, en cambio, industrializar sus libros. Aquí, por lo general, hay

que emigrar para que le lean a uno.

Siempre nos están exigiendo responsabilidades. ¿Pero a quiénes acudimos los andaluces

con igual demanda? Es cierto que en parte somos culpables de descargar nuestras

obligaciones en los que, llovidos de lo alto, rigen nuestros destinos. Mas ¿no nos han

malacostumbrado a ello?

Estoy hablando de poesía, pero también me estoy refiriendo a ese fenómeno oscuro,

en cuanto que se produce en esta tierra mal roturada por propios y extraños. La poesía

—lo he proclamado en otras ocasiones— constituye una tarea insensata. Sin embargo,

de insensateces está hecha la historia del mundo. Y los locos y los niños es sabido que

son los que suelen decir las verdades. Los poetas tienen una vena de locura, pero esa

misma vena los libra, en lo que cabe (como decía Shakespeare), de caer en la necedad.

A los poetas hay que oírlos. Aunque se salgan por peteneras, hay que oírlos, porque luego

resulta que avisaban.

La poesía se diferencia de otras disciplinas —si disciplina, y no indisciplina, es— en

que no puede programarse. A la poesía programada le sucede lo que a la poesía de encargo:

que nace muerta. En los momentos actuales la conciencia de las peculiaridades

andaluzas, mucho más complejas que las ostentadas por otras regiones peninsulares,

parece ser que late en carne viva. Y, como es natural, los poetas de esta tierra, sobre

todo los más recientes, se aprestan a cantar en el coro de los que reivindican una posi-

ción más digna en el concierto. Es justo que así sea, no porque la poesía haya de ser

necesariamente instrumento de reivindicaciones, sino porque es el único medio que los

poetas tienen para insertarse en el tiempo que les tocó vivir (y toda letra que no se

inserta en su propio tiempo es letra muerta, sin música posible). Pero insisto en que la

poesía no puede programarse. Cuantos se apuntan a un movimiento con el que no comulgan

íntimamente, por el mero hecho de que está de moda, falsean su intimidad y

han de quedar por fuerza descalificados.

No queramos caer ahora los poetas andaluces, en bloque, en una nueva suerte de

poesía social o política. A los fenómenos esenciales —y para mí la poesía lo es— los

adjetivos, más que calificar, descalifican.

El poeta cuya cuerda más sensible sea la que le hace vibrar con los temporales acontecimientos

que acucian a su medio vital, bien hará en pulsar una y otra vez esa cuerda,

hasta que se rompa o se destemple. Pero no nos es lícito abundar en posturas panfletarias

por la mera razón de que son esas posturas las que se oyen y se aplauden.

El poeta catalán, o el gallego, o el vasco, que se siente incardinado en su país, se

limita a usar su lengua vernácula, con lo que ya hace una labor en pro de su peculiar

cultura. Y cuando hace de su canto un tratado de disconformidades es cuando no encuentra

otras vías más aptas para decir lo que el verso repele por naturaleza: lo programático.

Si es cierto que Andalucía, a pesar de su variopinta apariencia, cuenta en sus modos

de ser con unas notas que, desde que se configuró como región, la han caracterizado,

insistamos en esas notas. No es cosa de que nos pongamos a hablar el mozárabe

de las jarchas. Nosotros, a diferencia de los catalanes, de los gallegos y de los vascos,

carecemos de un idioma que nos caracterice. Pero si no tenemos un idioma, sí que

contamos con un lenguaje tan inconfundible como el que más (por descontado que no

me refiero a la mera prosodia).

Los andaluces hemos querido distinguir siempre entre la palabra hablada (simplificado

logaritmo, a través de cuyos esquemas conceptuales y formales nos entendemos

en las utilitarias faenas de diario) y la palabra escrita o cantada, en la que «echamos el

resto», inventando deformaciones expresivas, complicando la sintaxis, haciendo de la lengua

castellana un tesoro de matizaciones donde caben todas las capas culturales de un

mundo hecho de superpuestos estratos. Somos propensos a las ideas fijas y por eso

nos aplicamos sobre conceptos matrices, que procuramos disimular con las posibles elegancias:

tenemos un pagano concepto de las celebraciones religiosas, gustamos con paladeo

la vida terrenal, a pies juntillas creemos en el destino, odiamos al que se ensoberbece

y adornamos lo humilde con todas las galas de que intenta adornarse lo eterno.

Somos fenicios, griegos, latinos, africanos y europeos en una misma pieza.

De tal maremágnum de complejidades ha surgido un estilo de vivir y también un estilo

de interpretar la vida. No puede resultar extraño que nuestra poesía se afinque en tales

presupuestos estilísticos. Ni puede desconcertar el hecho de que nuestros lícitos modos

de afirmación deban remachar esas peculiaridades.

La voz plural de Andalucía se manifiesta a través de sus segregados cantores solitarios:

llámense Muccadam el de Cabra, Bécquer o Cernuda. Y son esos solitarios, muchos

de ellos aparentemente desarraigados de su medio andaluz, los que más finamente

calan en su espíritu y lo unlversalizan. También suelen ser los que, disimulando su arraigo,

inventan nuevos modos de ahondar y nuevas formas con las que decir lo hondamente

sentido.

Los grupos, las levas generacionales y las revistas que encarnan a unos y otras, suelen

servir de medio para que, a la postre, se perfilen con nitidez los acentos de unos

pocos que, a su vez, serán semillas de nuevos jardines cerrados, sobre cuyas bardas

pronto destacarán las frondas de dos o tres árboles señeros.

Porque no nos engañemos pensando que Andalucía es una reserva en la que, a falta

de otros empeños, ofrecemos al mundo una inusitada floración de devotos adoradores

de lo inútil (la poesía, ya lo dijo Hölderlin, es el más inútil de los menesteres). Es verdad

que aquí la poesía es una endemia, pero sólo quedarán los que se curen con rigor

de las nocivas espontaneidades que esa endemia comporta.

Nuestro deseo de guardar las formas, cuando las realidades invitan al grito desvencijado,

ha hecho que muchas veces se nos tache de superficiales, de preocupados por la

palabra más que por su contenido. Pero el contenido de la palabra es la palabra misma:

sólo conformándola —o deformándola— podemos hacer que nos siga diciendo aquello

para cuya significación fue creada, o que anuncie inéditas significaciones.

No es más andaluz el poeta que canta el desmedro de los campesinos, la tragedia de

los emigrados o la bandera verde y blanca. Tampoco lo es el poeta conformista que obtiene

la flor natural —con su adyacente sobre—, haciendo sonetos a la maceta de albahaca,

al jalbegue de los caseríos, al vino de Jerez o a los toros que pastan en las cinco

mil hectáreas de un solo dueño. El poeta auténticamente andaluz es el que sabe conservar

y fomentar las peculiares maneras con las que los grandes cantores de esta tierra,

casi siempre recluidos en su soledad, han logrado sacar partido de las sucesivas lenguas

que nos fueron suministrando. Desde Séneca hasta García Lorca (y hasta hoy)

incubamos una nube de resignación que, periódicamente, estalla en rayos de rebeldía;

desde Lucano hasta García Baena recubrimos el sudor y la sangre con dalmáticas ornadas

de pedrería verbal; desde Mutasim hasta Quiñones amamos las delicias terrenales

y odiamos a quienes nos las hurtan… Nos levantamos desde el pueblo sin querer

nunca sustituir su cultura por otra; antes bien, sublimándola, porque sabemos que su

aparente pobreza expresiva encierra la única joyería formal con la que podemos adornarnos.

Y conseguimos que, con cierta frecuencia, se levanten torres de suma intimidad,

con antenas que captan y potencian cuanto por el ancho mundo se inventa o se grita:

poetas que parecen traducidos porque no tienen fronteras.

Nu, no creo en la existencia de una nueva poesía andaluza. Creo en la poesía andaluza

de ayer, de hoy y de mañana: la hecha por los poetas válidos con el aliento de los

inválidos, que también son necesarios, ya que nunca habrá poetas mayores si su floración

no es abonada por los menores.

Creo que Andalucía ha tenido casi siempre poco que hacer (sabe Dios que no por

falta de voluntad), pero mucho que decir, y ha contado con la necesaria elegancia para

decirlo.

Consigamos que se oiga nuestra voz y que no sea malinterpretada por los oyentes.

Sólo pedimos que nos sepan como hemos sido, como somos, como queremos ser. Sin

que tengamos que cambiar de voz, enronqueciendo

Un sonido, hábilmente llevado hasta el paroxismo de su dulzura o de su profundidad,

es capaz de romper una copa o un espejo, de derribar un muro de Jericó, de

destemplar el acero de una espada.

Los que sueñan con una nueva concepción de la cultura, deseando —con toda licitud—

verla arraigada en un pueblo participante, echan en cara a los más genuinos poetas

andaluces de hoy su aparente desentendimiento de los problemas vitales de las

clases más heridas por la injusticia: exigen al poeta andaluz que tome una actitud beligerante

y que se olvide de las crípticas sutilezas expresivas, de los adornos verbales

y del ensimismamiento endiosado. Quizá tengan razón en parte. Pero es notorio que el

pueblo, por culpa de quienes debieron ser sus educadores —y, sobre todo, de los educadores

de sus educadores—, sólo está preparado para oír el canto llano, por no decir

pedestre. Desgraciadamente, la gran mayoría del pueblo andaluz de hoy no está preparada

ni siquiera para gustar el verdadero «cante jondo», quedándose en los cursilones

subproductos del «flamenco». A esa mala educación contribuye un poco, en nuestros

días, la ola de entontecimiento colectivo que vuelcan sobre la juventud la televisión, la

radio y las discotecas, ofreciendo un pasto que horada las peculiares formas de manifestación

lírica, en favor de un mimetismo extranjerizante. El poeta no tiene la culpa.

En su ensayo «Por un arte no autoritario», publicado por Guillermo Carnero en la revista

«Camp de l’arpa», el poeta levantino aborda el tema con suma agudeza:

«La idea de un sub-arte especial para la clase obrera —dice Carnero—

sólo aspira a perpetuar el acceso discriminatorio a la educación y a la cultura.

Como dice Brecht, “lo democrático es convertir el pequeño círculo de

entendidos en un gran círculo de entendidos”. Afirmar que sólo el realismo

de brocha gorda tiene sentido en un proceso de cambio social es reaccionario,

tanto en lo político como en lo específicamente artístico. Cultura

para todos al más alto nivel… El arte panfletario, si se le concibe como

actitud excluyente y exclusiva…, tiende más a expulsar ciertos demonios de

la conciencia del artista que a cooperar efectivamente en lo que debe ser

construido.»

El mismo Carnero recuerda que Brecht advirtió que no podía considerarse misión política

—ni, por supuesto, social— organizar la producción de poesías como se organiza

una granja avícola.

Si el andaluz quiere dar fe de su condición de tal, cante como solía, abundando en

las maneras que le son propias. Que no nos adoctrinen más de lo que hemos venido

siendo adoctrinados por los siglos de los siglos.

Una buena «política poética» andaluza consistiría, en primer lugar, en el fomento de

nuestras actitudes y aptitudes vernáculas. En segundo lugar, en la consecución de una

crítica autóctona que supiera purgarlas de malformaciones y de ingredientes importados

con licencia. Es preciso que el poeta andaluz, a través de esas actitudes y aptitudes,

permanezca vinculado a su pueblo (que, en definitiva, es su más inmediato y valedero

público). Pero es también necesario que el pueblo andaluz conozca mejor a sus poetas

y tome conciencia de que los que más bajan los vastagos son los más conformados con

la mediocridad ambiente. Y de que, por contra, los que dan en remontarse —esos árboles

cuyas frondas son más altas que el muro de Despeñaperros— cobijan en sus ramas

pájaros muy antiguos y muy actuales, cuyo canto fue y es el canto de nuestra tierra:

el que hará que se nos oiga siempre en el coro de los que tienen algo que cantar.

http://cvc.cervantes.es/Ensenanza/biblioteca_ele/aepe/pdf/boletin_24_14_81/boletin_24_14_81_05.pdf

 

 

 

 

 

 

Andalucía invertirá más de 250 millones en desarrollo energético sostenible

Andalucía invertirá más de 250 millones en desarrollo energético sostenible

Dentro de este programa, según Sánchez Maldonado, “la eficiencia energética es protagonista indiscutible”, lo que permitirá desarrollar distintas actuaciones destinadas a alcanzar una “economía baja en carbono, que darán continuidad al trabajo desarrollado por la Junta de Andalucía hasta ahora”.
Enviado por: ECOticias.com / Red / Agencias, 28/09/2015, 11:58 h | (71) veces leída

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, ha anunciado que el Gobierno andaluz va a destinar en los próximos años un presupuesto de 255 millones de euros en actuaciones que promuevan el desarrollo energético sostenible de Andalucía.

Durante su intervención en el III Congreso Andaluz de Eficiencia Energética como Factor de Competitividad, celebrado en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Aguadulce, en Roquetas de Mar (Almería), el consejero ha explicado que esta inversión será gestionada por la Agencia Andaluza de la Energía, y se financiará gracias al programa Operativo Feder Andalucía 2014-2020, aprobado por la Comisión Europea el pasado 30 de julio.

Dentro de este programa, según Sánchez Maldonado, “la eficiencia energética es protagonista indiscutible”, lo que permitirá desarrollar distintas actuaciones destinadas a alcanzar una “economía baja en carbono, que darán continuidad al trabajo desarrollado por la Junta de Andalucía hasta ahora”.

Estas actuaciones se centrarán, según el consejero, en promover el uso eficiente e inteligente de la energía en el sector productivo, especialmente en las pymes, y en impulsar la construcción y rehabilitación sostenible tanto en el ámbito público como en el privado.

La mejora de la calidad en el suministro energético, tanto en los servicios públicos como en las empresas, es otra de las líneas estratégicas que orientarán estas actuaciones, que se centrarán en mejorar las infraestructuras energéticas para las empresas y aquellas que están asociadas a redes inteligentes supramunicipales.

En la misma línea, también están previstas actuaciones para promover la producción y distribución de combustibles de origen renovable para el transporte y para usos térmicos, con el objetivo de fomentar la movilidad urbana sostenible, según ha añadido el consejero.

ANDALUCÍA 2020

Sánchez Maldonado ha explicado que el Gobierno andaluz ya está ultimando la Estrategia Energética para Andalucía 2020, que será el principal “instrumento de planificación” de la política energética en nuestra comunidad autónoma, y uno de los principales planes de desarrollo económico de la Junta.

Entre los objetivos que tendrá la futura Estrategia, el consejero ha citado el incremento de la competitividad de la economía andaluza, “optimizando” la factura energética de las empresas y favoreciendo el acceso a un consumo de calidad, una meta en la que “va a jugar un papel preponderante la I+D+i y el conocimiento”.

En la misma línea, Sánchez Maldonado ha aludido al Plan Integral de Fomento para la Construcción y la Rehabilitación Sostenible de Andalucía Horizonte 2020, una alternativa de impulso económico para el sector de la construcción, y de creación de empleo, que “también juega un papel importante en el ahorro de energía”.

No obstante, el consejero ha señalado que el Gobierno autonómico “no parte de cero” en su apuesta por un modelo energético más sostenible, y “lleva 13 años trabajando” con distintas planificaciones energéticas “como la más reciente, el Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética (PASENER 2007-2013), que consiguió un ahorro de energía primaria de un 5,1 por ciento y que las energías renovables ya aporten un 20,6 por ciento a la estructura energética andaluza”.

“Podemos presumir de no haber dado giros radicales en nuestra política, somos referentes en Europa y en países terceros en la implantación de energías renovables, y gracias al programa de Construcción Sostenible lo somos también en eficiencia energética”, ha subrayado el consejero.

Con respecto a este último programa, Sánchez Maldonado ha detallado que ha contado con unos incentivos de 225 millones de euros que han servido para llevar a cabo 40.000 actuaciones de mejora energética, y que ha permitido reducir en 320 millones la factura energética.

El titular andaluz de Economía también ha destacado otras iniciativas como el programa de Incentivos para el Desarrollo Energético Sostenible Andalucía A+, gestionado por la Agencia Andaluza de la Energía, gracias al cual se han movilizado más de 1.600 millones de euros de inversión privada en la región, así como el Fondo Jeremie Energía (55,8 millones de euros), gestionado pro IDEA, y el Fondo Reembolsable para el Impulso de las Energías Renovables y la Eficiencia Energética (90 millones), gestionados por ambas agencias.

ep

http://www.ecoticias.com/energias-renovables/107317/andalucia-invertira-mas-de-250-millones-en-desarrollo-energetico-sostenible

La asociación animalista MascoTomares Denuncian el envenenamiento de perros y gatos domésticos en zonas públicas

Denuncian el envenenamiento de perros y gatos domésticos en zonas públicas

Vecinos con mascotas se quejan de que algunos ciudadanos colocan carne con azufre y anzuelos en parques como el de San Antón.

C. Díaz , tomares | Actualizado 28.09.2015 – 09:54

zoom
zoom

La asociación animalista MascoTomares alerta de la existencia de vecinos que se dedican a depositar comida de animales envenenada con azufre, además de con anzuelos y petardos, en zonas públicas como los parques caninos de la Música y San Antón, donde acuden numerosos perros con sus dueños cada día.

Además de estas dos zonas verdes, la asociación asegura que han recibido el aviso de la presencia de veneno en otros puntos del municipio como la calle Agustina de Aragón, los alrededores de la calle Altozano y la Avenida Reina Sofía, la rotonda de Santa Eufemia y en las urbanizaciones Aljamar, entre otros puntos del municipio.

La asociación se queja de la “escasa” actuación policial e insta a los vecinos a denunciar estas agresiones. Desde el Ayuntamiento de Tomares afirman que la Policía Local no tiene constancia de ninguna denuncia. En este sentido, desde MascoTomares aseguran que los ciudadanos afectados descartan denunciar las agresiones de manera oficial porque “saben quiénes son los culpables, son sus propios vecinos, y tienen miedo a posibles represalias”, ya que no cuentan con pruebas que indiquen el autor.

Según relata una joven vecina, Blanca G., a su perro Fall lo intentaron matar hasta en tres ocasiones hasta que lo consiguieron. Su vecino colocó altavoces que reproducían ladridos de perro con los que pretedía provocar a su mascota. Esta familia se queja también de que le tiraban huevos en la fachada y que en ocasiones lanzaban al patio de su casa comida. El pasado 28 de julio, su perro murió, tenía “la encía morada y los ojos inyectados en sangre”, apuntan. Según explica la familia, “la autopsia reveló una hemorragia en el timo, que se asocia con el veneno, pero no encontraron restos de anticoagulantes”.

Desde MascoTomares recuerdan la historia de otra vecina que dio a su gata en adopción porque también tiraban comida envenenada con azufre en el patio de su casa y temía que sus hijos pequeños la cogieran por error.

La asociación animalista también denuncia el intento de envenenamiento de una colonia de gatos por la zona de la Unión Vinícola Alcoholera de Tomares y la desaparición de gatos domésticos en la zona de Aljamar.

En las redes sociales, por otro lado, también se ha producido la denuncia de hasta 60 perros envenenados en La Algaba. El Ayuntamiento de este municipio desmiente estos hechos aunque confirma que “de manera ocasional” sí se han producido varios casos de envenenamiento de animales en el municipio en los últimos meses. Estos casos, según comunican fuentes del gobierno local, “están en conocimiento de las autoridades competentes, las cuales están investigando los hechos para tomar las medidas y sanciones que ello conlleva”.

El Ayuntamiento algabeño insta a los vecinos a que se mantengan alerta y tomen precauciones, así como que denuncien en el caso de que sean testigos de estas prácticas. Fuentes del gobierno local recuerdan que, actualmente, la ley española castiga con pena de prisión de tres meses a un año el maltrato de animales domésticos que puedan causar la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud.

http://www.blog.purificacionrios.com/wp-admin/post-new.php

Revolucionario proyecto para erradicar plagas de mosquitos en procesionaria en el entorno de Doñana

Revolucionario proyecto para erradicar plagas de mosquitos en procesionaria en el entorno de Doñana

Así, desde su experiencia, este técnico ha observado que recuperar la biodiversidad perdida es “un paso fundamental” para conseguir unas encinas fuertes y como consecuencia, frenar el avance de la Seca del Encinar y de otras plagas, como las de procesionaria y mosquitos que se han tratado en el Camping Doñana.
Enviado por: ECOticias.com / Red / Agencias, 22/09/2015, 10:46 h | (90) veces leída

El Foro para la Defensa y Conservación de la Dehesa, Encinal, sigue avanzando en su lucha contra la Seca del Encinar y las plagas que afectan a las masas de encinas, pinos y alcornoques de la Península Ibérica y, muy especialmente, las situadas en el entorno de Doñana.

Así, según ha informado en una nota de prensa, tras tres años de la puesta en marcha del Proyecto ‘Cajas de Biodiversidad’, los técnicos especializados han comprobado que este método preventivo y de control biológico de plagas ha obtenido “óptimos resultados” en la zona intervenida en el Camping Doñana, donde se ha comprobado sobre el terreno que la procesionaria del pino y el mosquito han dejado de ser un problema en los dos últimos años.

De este modo, según los datos obtenidos por el equipo técnico, el Proyecto ‘Cajas de Biodiversidad’ está siendo “vital” para proteger la masa arbórea de Doñana, entre la que destacan las conocidas Pajareras, alcornoques centenarios en los que nidifican aves propias del parque y que estaban en “pésimo” estado debido a la acción de las propias aves, y a otros factores entre los que puede citarse la Seca del Encinar.

Por ello, a la vista de estos resultados, se demuestra una vez más la eficacia de esta experiencia pionera que desde hace unos años viene desarrollando el Foro en una serie de fincas piloto, gracias a la participación de sus propietarios.

En concreto, con las llamadas cajas de biodiversidad, un sistema totalmente natural y en el que sólo intervienen especies animales autóctonas que contribuyen a equilibrar la acción de los patógenos que afectan a las encinas y alcornoques.

AVES, MURCIÉLAGOS Y ARAÑAS

Este método, que fue patentado por Francisco Volante, como técnico de Encinal, consiste en instalar una serie de cajas de biodiversidad en las que se crían ciertas especies de aves, murciélagos y arañas (depredadores naturales de las plagas), así como abejas que ayudan en la polinización.

Desde que puso en marcha esta técnica, Volante fue observando cómo las encinas en las que ubicaba los nidos recuperaban el vigor perdido. Los pajarillos e insectos instalados en los nidos (beneficiosos para el equilibrio de la dehesa) se alimentan de otros insectos y gusanos que afectan al desarrollo y la supervivencia de las encinas.

Así, desde su experiencia, este técnico ha observado que recuperar la biodiversidad perdida es “un paso fundamental” para conseguir unas encinas fuertes y como consecuencia, frenar el avance de la Seca del Encinar y de otras plagas, como las de procesionaria y mosquitos que se han tratado en el Camping Doñana.

Para garantizar los avances de este método y de otros proyectos de Encinal en la protección de la dehesa, es fundamental la colaboración con las administraciones competentes, los propietarios y las organizaciones agrarias, por lo que el Foro se mantiene en contacto permanente con todas las partes para establecer todos los mecanismos necesarios con el fin de proteger la biodiversidad y fomentar la actividad económica, “siempre con estrictos criterios de sostenibilidad”.

Así, con el objetivo de fortalecer la comunicación y la cooperación con el nuevo Gobierno autonómico, Encinal se ha puesto en contacto con la nueva delegada provincial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Rocío Jiménez, mediante una carta en la que, además de felicitarla por su nombramiento y ponerse a su disposición, solicita una reunión para exponer sus objetivos y trasladarle sus propuestas, preocupaciones y “excelentes” resultados de los proyectos que se están desarrollando en la actualidad.

PINARES DE HUELVA

Entre estos últimos proyectos, precisamente, han destacado la recuperación de la biodiversidad en la Dehesa, que también se hecho extensivo a los pinares de la provincia de Huelva. En esta carta, Encinal ha señalado que “la situación actual de la Dehesa no es la más favorable, puesto que se enfrenta a una serie de problemas que comprometen su futuro”.

“El estado actual de crisis que vivimos en el sector agroganadero y la grave afección del arbolado por el fenómeno de la ‘seca’ hacen inviable numerosas explotaciones de las que dependen muchas familias, principalmente de zonas rurales y deprimidas, donde este tipo de explotaciones suponen el principal motor económico”, de ahí la importancia de la reunión solicitada para reforzar las vías de colaboración.

La preocupación por este ecosistema fue lo que llevó a constituir el Foro del Encinal en el año 2007, una iniciativa ampliamente respaldada por la práctica totalidad de organizaciones sociales, agrarias, empresariales y académicas que tienen relación con la Dehesa, procedentes de todas las regiones implicadas de España y Portugal.

http://www.ecoticias.com/naturaleza/107130/revolucionario-proyecto-para-erradicar-plagas-de-mosquitos-en-procesionaria-en-el-entorno-de-donana

Grupo Hermanos Martín-La empresa andaluza aumenta la cifra de negocio

La evolución de Grupo Hermanos Martín

La empresa andaluza aumenta la cifra de negocio

infoRETAIL.- Grupo Hermanos Martín ha facturado 360 millones de euros en 2014, lo que supone un incremento del 1% respecto a los 350 millones ingresados en el ejercicio anterior. Además, la empresa andaluza ha alcanzado los 138 establecimientos, sumando cuatro nuevos centros a su cadena y uno de ellos en Córdoba, provincia en la que todavía no tenía presencia.

“En 2014 hemos continuado mejorando nuestra compañía contribuyendo a nuestro compromiso sostenible, un camino que iniciamos en 2013 y que seguiremos impulsando en el futuro para acercarnos cada vez más a las expectativas de nuestros grupo de interés y a sus necesidades”, ha indicado Jerónimo Martín González, presidente del grupo de distribución.  

A través de su plan de reformas, completó el 92% del cambio de imagen de sus tiendas, actualizando sus instalaciones y modernizando la señalética en 40 nuevos supermercados. Todo ello ha permitido que se crearan más de 200 puestos de trabajo y que aumentara la plantilla un 12% hasta alcanzar los cerca de 1.700 empleados.

Tal y como recoge la II Memoria de Sostenibilidad de Grupo Hermanos Martín, la compañía ha invertido 500.000 euros en formación para sus empleados, un 18,4% más que en 2013. Otro de sus grupos de interés son sus propios clientes, que en 2014 llegaron a 170.000 socios con su programa de fidelización Club MAS y repartieron 325.000 euros en cupones de compra, 3.000 canastillas de bebé y más de 200 ofertas especiales cada mes.

En cuanto a proveedores, la empresa ha cerrado nuevos acuerdos con agricultores y ganaderos locales con el objetivo de seguir apoyando su desarrollo, innovación y calidad. De esta forma, el 60% de los productos frescos de sus tiendas son de origen andaluz, entre los que destacan alimentos típicos de la gastronomía de la tierra como el atún de almadraba de las costas de Cádiz, las fresas de Huelva o las berenjenas de Almería.

Finalmente, Hermanos Martín mantiene su apuesta por la reducción de las emisiones de CO2, con la instalación de iluminación LED en 18 de sus establecimientos y la incorporación de 208 nuevas islas de congelados con puertas. Con estas nuevas medidas, supone una disminución de 2 millones kWh/año.

http://www.revistainforetail.com/noticiadet/la-evolucion-de-grupo-hermanos-martin/c4844494723f611767b831cb80b06f7b

Alcalá de Guadaíra -Ciudadanos C’s: contrata a un excandidato dimitido por un vídeo donde esnifaba coca

La última de C’s: contrata a un excandidato dimitido por un vídeo donde esnifaba coca

andalucesdiario.es / 25 sep 2015

El excandidato a la Alcaldía de Dos Hermanas, Manuel Varela. // DOSHERMANASINFO.COMEl excandidato a la Alcaldía de Dos Hermanas, Manuel Varela. // DOSHERMANASINFO.COM

La penúltima fue la su concejala de Castilleja de la Cuesta que pretendía que el Ayuntamiento le pagara los billetes desde chicago para asistir a los plenos. La última también ha sido en la provincia de Sevilla.

El Grupo de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha contratado como auxiliar al que fuera candidato de Ciudadanos a la Alcaldía de Dos Hermanas, Manuel Varela, quien dimitió después de ser supuestamente amenazado con la “difusión masiva” de un vídeo con imágenes suyas consumiendo cocaína, en caso de que no retirase su candidatura antes de la jornada electoral del 24 de mayo.

Según informan las concejales alcalareñas de Ciudadanos, Ester Ruiz y Rosa Carro, Varela ha sido contratado para ejercer “labores de auxiliar y acción política en dicha formación durante la presente legislatura”, dado que es licenciado en Derecho y procurador de los tribunales, siempre al objeto de “potenciar el trabajo iniciado por este joven partido para alcanzar una presencia real en la ciudadanía alcalareña”.

“Varela ha sido impulsor y coordinador de C’s en Dos Hermanas, siendo considerada una de las formaciones punteras en el ámbito andaluz. Llegó a ser candidato a la alcaldía de la localidad nazarena, renunciando a su acta de concejal antes de tomar posesión del cargo el pasado mes de mayo”, dice la portavoz de C’s en Alcalá, Ester Ruiz, quien considera “haber elegido a la persona idónea para ofrecerle un mejor servicio a nuestros vecinos, porque contamos con su preparación, experiencia y saber hacer”.

EL INTERESADO SE DEFIENDE

Manuel Varela ha defendido este viernes que se trata de una contratación “por motivos curriculares”. En declaraciones a Europa Press, ha explicado que será el lunes cuando tome “posesión” de su nuevo puesto como auxiliar del Grupo municipal alcalareño de Ciudadanos. Varela ha explicado que Ciudadanos contrató para este puesto a una persona que recientemente, habría dejado la plaza. “Una vez que él sale del puesto, me llamaron a mí”, ha narrado.

Entretanto, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número siete de Dos Hermanas decretaba recientemente una nueva prórroga, la tercera, sobre el secreto de sumario ordenado para las diligencias incoadas a cuenta de su denuncia por presuntos delitos de “chantajes y coacciones”.

En concreto, Manuel Varela anunciaba a primera hora del domingo 24 de mayo, día de la jornada electoral, su decisión de renunciar como candidato de Ciudadanos a la Alcaldía de Dos Hermanas por motivos “personales y familiares”.

‘PP Y PSOE LO SABÍAN’

Al día siguiente, Varela elevaba una denuncia al Juzgado de Instrucción número siete de Dos Hermanas, a cuenta del “chantaje y las coacciones” que le llevaron a dicho gesto. En su denuncia, recogida por Europa Press, Varela exponía que pocos días antes de empezar la campaña, fue avisado de la existencia de un vídeo que le “compromete a nivel personal y particular”, tratándose de “un vídeo” que mostraba imágenes suyas consumiendo drogas y que podía “ser publicado”.

El 23 de mayo, día de la jornada de reflexión, le habrían avisado de la posible llegada del vídeo a “medios nacionales” de comunicación, extremo que le habría corroborado Ciudadanos “a nivel nacional”, toda vez que el PP y el PSOE eran “conocedores” según Varela de la existencia de ese vídeo. Respecto al vídeo, exponía Varela en su denuncia que “efectivamente” muestra imágenes suyas “de perfil” y “consumiendo una raya de cocaína”, un vídeo grabado “en el último año o en los últimos seis meses”, con la presencia de dos “concejales salientes del PP”.

UNA EMBOSCADA

“El vídeo está hecho con una cámara fija en una escena totalmente preparada. Una emboscada sin mi conocimiento”, exponía Varela en la denuncia. En la misma, narraba que reclamó a quien le mostraba el vídeo que le indicase “qué hay que hacer para que no salga el vídeo y no se publique”, con la respuesta de que lo que debía hacer era la “retirada de candidato o candidatura”, bajo la amenaza de la posible “difusión masiva del vídeo”.

DIMISIÓN

Tras esto, Varela anunció su “retirada de la candidatura como número uno” y antes de comenzar las votaciones del 24 de mayo, entregó ante la Junta Electoral de Utrera su “renuncia como candidato”, si bien dicha renuncia era “papel mojado y sin efecto porque no soy representante ante la Junta Electoral”. “Lo hice con el único objetivo de cumplir con el mandato que me hacen por este chantaje y coacción” para que se retirase y “alterar” así las votaciones, aclaraba en su denuncia.

Después de que Ciudadanos obtuviese pese a todo dos concejales en el Ayuntamiento de Dos Hermanas, Manuel Varela acabó renunciando definitivamente a tomar posesión del acta de concejal que le correspondía, extremo decidido para no causar “daño” al proyecto político de Ciudadanos en el municipio.

http://www.andalucesdiario.es/politica/la-ultima-de-cs-contrata-en-alcala-al-excandidato-de-dos-hermanas-dimitido-por-un-video-donde-consumia-cocaína/

Un documental para llorar en paz

Un documental para llorar en paz

Alfonso Alba / 29 sep 2015  

Una de las protagonistas del documental 'Dejadme llorar. El genocidio olvidado', que anoche se presentó en el Gran Teatro de Córdoba. Entre los asistentes, Baltasar Garzón.Una de las protagonistas del documental ‘Dejadme llorar. El genocidio olvidado’, que anoche se presentó en el Gran Teatro de Córdoba. Entre los asistentes, Baltasar Garzón.

En la oscuridad de la proyección, se escuchaban suspiros, murmullos indignados y algún llanto, pero dominó el silencio. Cuando acabó, el Gran Teatro estalló durante varios minutos en un aplauso unánime. Pero no era un aplauso cualquiera. El público estaba formado, en su mayor parte, por víctimas y familiares de represaliados en la provincia de Córdoba por el franquismo durante la Guerra Civil y la Posguerra. También estaba el exjuez Baltasar Garzón, que no dudó en ponerse en pie, y el historiador que inspiró la obra y cuyo totémico trabajo ha servido para documentar de manera milimétrica lo que pasó en la provincia entre 1936 y los años 50, Francisco Moreno Gómez.

En un acto casi más terapéutico para las familias, que lloraron juntas y que aunque fuera por los 70 minutos que dura la obra dejaron de estar solas, el documental ‘Dejadme llorar. El genocidio olvidado’ pone rostro y voz a la obra de Moreno Gómez, que leída en un ensayo a veces puede ser más impersonal que una historia contada por sus protagonistas en una gran pantalla. El testimonio del propio Moreno Gómez, conduciendo su coche camino de Villanueva de Córdoba como tantas veces hizo en los ochenta cuando acudía a los registros civiles de Los Pedroches, se hace mucho más impresionante de esta manera. Con su reconocible tono de voz, Moreno Gómez detalla matanzas de 150 personas en una noche en un pueblo. “Tardaban horas en matar a tanta gente. Es que matar a alguien es difícil”, explicaba.

El documental, además de una obra testimonio, quiere servir. Su autor, Jordi Gordon, detalló que el objetivo es que “abramos los ojos” y que se cree una comisión parlamentaria para resolver de una vez por todas el problema de las víctimas del franquismo en España. “¿Qué sociedad somos que todavía no hemos podido dar justicia a nuestras propias víctimas?”, se preguntaba en voz alta el cineasta antes de la proyección.

‘SON CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD’

En el filme, la jueza argentina María Servini, que trata de abrir una causa para que se puedan investigar los crímenes del franquismo, era tajante: “Son crímenes de lesa humanidad porque ha intervenido el Estado”, afirmaba. El propio juez Garzón, presente durante la proyección y que se dirigió al público a su conclusión, insistía en que se trataba de un problema de Estado.

Pero el documental iba más allá. Hijos, ya muy mayores, de víctimas de los fusilamientos masivos de Córdoba se dirigían a cámara, con lágrimas en los ojos, para explicar que a estas alturas de su vida ya tan cerca del ocaso que lo único que podía hacerles felices era recuperar los restos de sus seres queridos, abrazarlos y enterrarlos. “Es impresionante ver como algo tan simple como abrazar una caja llena de huesos puede estremecer”, explica, en el filme, un antropólogo.

Presentes en la proyección, y también aplaudiendo a su final, estaban la alcaldesa, Isabel Ambrosio, la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, y el presidente de la Diputación, Antonio Ruiz. Esa petición de los familiares era quizás un guiño a sus administraciones, para buscar o hacer algo con las dos fosas comunes que hay en los dos cementerios de Córdoba, la Salud y San Rafael, donde reposan los huesos de al menos 4.000 cordobeses que fueron fusilados en aquellos años de horror. Muchos familiares solo podrán llorar en paz entonces.

“No quieren revanchas, no quieren remover el pasado”, insiste el antropólogo, que participó de manera activa en la exhumación de las fosas comunes del cementerio de Aguilar de la Frontera. Solo quieren abrazar esa caja, en la que saben, después de una prueba de ADN, que dentro están los restos de esos familiares de los que apenas pudieron hablar durante años de represión.

http://www.andalucesdiario.es/ciudadanxs/un-documental-para-llorar-en-paz/

Ian Gibson: “Lorca ayudó a derribar el régimen de Franco”

Ian Gibson: “Lorca ayudó a derribar
el régimen de Franco”

El hispanista irlandés publica ‘Poeta en Granada. Paseos con Federico García Lorca’, una obra en la que guía al lector por los rincones que más visitaba el poeta, rememora sus paseos por la Alhambra en compañía de Manuel de Falla y las tabernas y cafés a los que más acudía el dramaturgo.

El hispanista Ian Gibson durante una entrevista con Efe sobre su nuevo libro, "Poeta en Granada", donde recorre los rincones más emblemáticos por los que anduvo Federico García Lorca.- EFE

El hispanista Ian Gibson durante una entrevista sobre su nuevo libro, “Poeta en Granada”, donde recorre los rincones más emblemáticos por los que anduvo Federico García Lorca.- EFE

MADRID.- Ian Gibson está enamorado de Lorca. Su cara, de hecho, cambia el gesto cuando evoca al poeta. Es capaz de recitar versos y versos de memoria al hilo de cada conversación. No es para menos. Ha dedicado 50 años de su vida a investigar su vida y obra. Califica al poeta como un “genio total” que, como Lope de Vega, es la síntesis perfecta entre “lo popular y lo culto”. “Es el más grande de todos”, resalta siempre que puede.

Gibson atiende a Público en la cafetería del Círculo de Bellas Artes, un lugar emblemático también para Lorca. “Él se sentía libre en esta casa”, dice. Acaba de publicar Poeta en Granada. Paseos con Federico García Lorca (Ediciones B), una obra en la que guía al lector por los rincones de la ciudad andaluza que más visitaba el poeta, las visitas a la Alhambra en compañía de Manuel de Falla o las tabernas y cafés a los que más acudía el también dramaturgo.

¿Que queda de la Granada de Lorca en la actualidad? Usted propone nueve paseos diferentes por la ciudad que sirvió de inspiración al poeta.

Queda bastante. Lorca nace en la Vega de Granada y sí que es verdad que la Vega está degradada. Si Lorca lo viera se moriría otra vez porque las construcciones que han hecho allí no tienen nombre. No obstante, en Granada quedan muchos sitios intactos. Por ejemplo, la capilla de los Reyes Católicos en La Alhambra o el Palacio de Carlos V… La presencia del poeta aún se puede palpar en muchos sitios.

Los nueve itinerarios que usted propone los podrían haber propuesto hace ya muchos años, por ejemplo, el Ayuntamiento de Granada para fomentar el turismo. ¿Se sigue minusvalorando la figura de Federico García Lorca?

Creo que el Ayuntamiento está preparando un proyecto similar. Lo que pasa en Granada es que para la derecha granadina, aunque no lo puede decir abiertamente, Lorca supone un gran problema. Al fin y al cabo, él criticó mucho la burguesía granadina. Dijo que era la peor de España y que estaba ‘muy agitada’ insinuando que preparaban un golpe. Esto lo dijo un mes o dos meses antes de que lo mataran. La burguesía granadina lo odiaba a muerte y, de hecho, lo mataron. Tenían un gran problema por el hecho de su homosexualidad. Lorca es el homosexual más famoso de todos los tiempos. Y Lorca supone un problema para la derecha de Granada porque no pueden negar su asesinato. Les cuesta admitir que en Granada hubo 8.000 fusilados. Hasta hace apenas unos días mantenían la estatua de José Antonio Primo Rivera en el centro de la ciudad.

“A Lorca lo mataron por rojo, por homosexual y también por envidia. La envidia mata”

Este año hemos conocido el documento policial que habla de que a Lorca lo mataron por homosexual y por masón

El documento viene a reconocer, sin decirlo directamente, que a Lorca lo mató el régimen, pero no aporta nada nuevo. Es un informe hecho preguntando un poco, pero no fue una investigación seria. Queda claro, eso sí, que a Lorca lo entregaron para fusilarlo. Sí creo que a Lorca lo mataron por más motivos. Lo mataron por rojo, por homosexual y también por envidia. La envidia mata. Sin televisión, el poeta ya era un hombre famoso y una figura internacional. Había triunfado en Buenos Aires y en Nueva York. El Defensor de Granada, diario progresista, lo pone por las nubes. El Ideal, el periódico de editorial católica, ni menciona a Lorca. Ya hay una Guerra Civil en la prensa. Además, tiene en contra la historia de su familia. Su padre era un terrateniente muy rico gracias a la remolacha de azúcar, pero era un liberal, muy amigo de Fernando de los Ríos, que tenía enemigos mortales dentro de la CEDA.

Obviamente, Franco no mató a Lorca personalmente, pero lo mató el nuevo régimen. Y, ojo, Lorca ayudó a derribar el régimen de Franco. Tras años de censura, el régimen tuvo que publicar las obras de Lorca. Había un clamor para leer a Lorca y Franco tuvo que ceder. Se rindió y dio permiso a Aguilar para publicar las obras completas, que luego no eran completas.

Describe en la obra cómo fue la detención de Lorca. Habla de la presencia de un exdiputado de la CEDA, Ruiz Alonso, y de que había personas hasta en los tejados de las casas de alrededor para evitar que escapara.

Es un hecho histórico y es innegable. El propio Ruiz Alonso, el exdiputado de la CEDA, cuando yo le entrevisté dijo que era mentira. “Como iba yo, que era exdiputado de la CEDA, ir rodeado de tanta gente”, me decía negando que hubiera una redada contra Lorca. Pero hay muchísimos testigos y el documento policial también lo dice.

“Este país no puede ir a ningún sitio como país decente si no resuelve el tema de las cunetas”

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica presentará la semana que viene una querella ante la Embajada de Argentina por el asesinato de García Lorca.

Me parece bochornoso que el Estado español no esté investigando la muerte de todos los desaparecidos. Me parece realmente una vergüenza ante los ojos del mundo que este país no esté afrontando el asunto de las cunetas. Según los historiadores que llevan años trabajando sobre esto hay más de 100.000 víctimas en cunetas. Es terrible. Aquí hubo un genocidio. Entiendo que durante la Guerra Civil hubo cosas atroces en ambos bandos. Era una guerra. Pero cuando los fachas ganan la guerra siguen fusilando hasta el año 1947 y después. El problema es que la derecha no quiere reconocer esto y entonces habla de no reabrir las heridas y tal. Mi opinión es que este país no puede ir a ningún sitio como país decente si no resuelve el tema de las cunetas. La derecha tiene que aprender del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. Hace falta voluntad de la derecha y se puede resolver este problema de la noche a la mañana con magnanimidad y un poco de cristianismo. Esta gente se declara católica y no lo ve así. Me parece fantástico que venga la jueza argentina e investigue.

La palabra genocidio, que usted acaba de emplear, es clave para que la Justicia Universal pueda ser aplicable. Para el Gobierno español no hubo tal genocidio. ¿Para usted sí lo hubo?

Paul Preston lo tiene claro y yo también. Hubo un holocausto y estuvo planificado. Franco dijo que si hacía falta matar a media España, pues mataría a media España. Ahí están las instrucciones de Mola. Ellos empezaron el golpe sabiendo que si no ganaban de la noche a la mañana había un plan para exterminar al otro. Es terrible. Es cuestión de derechos humanos. Si la derecha fuera capaz de abrir las fosas creo que sería más respetada en el mundo.

“Lorca no recitaba… Lorca era el poema en persona”

También recupera usted en esta obra que la Diputación de Granada, gobernada por el PSOE, encontró huesos en la zona donde fue fusilado Lorca al construir un parque y que decidió enterrarlos en otro lugar del nuevo parque sin investigar nada.

Las declaraciones fueron hechas por el presidente segundo de la Diputación de Granada en 1986. Este hombre hace esas declaraciones libremente. Nadie lo fuerza. Encontró restos óseos al lado del olivo donde a mi me dijeron que habían fusilado a Lorca y, según él, los meten en un saco y lo entierran en otro lugar del parque para que en el futuro se pudiera investigar. ¿Y nadie investiga? ¿El PSOE no dice ni pío? ¿La oposición del PP tampoco? ¿La familia? Es una vergüenza. Hay un contubernio de silencio en Granada. El PSOE tiene la obligación legal de investigar. Lorca es el desaparecido más famoso del mundo y la familia tiene la obligación absoluta de decir si ellos saben más o no. ¿Por qué no quieren que se busquen sus restos? Tenemos derecho a saber donde están los restos de Lorca. Hay quien dirá que este no es mi tema pero yo pago mis impuestos aquí, no tengo nada en Andorra, y tengo la obligación moral de denunciarlo.

El hispanista Ian Gibson.- Efe

El hispanista Ian Gibson.- Efe

Es frecuente leer opiniones que mantienen que la familia sabe dónde están los restos.

La duda que yo tengo sobre la familia es:  ¿A cambio de qué publicó Franco las obras completas de Lorca en 1954? Eso me gustaría saber: las condiciones que puso Franco. ¿Que la familia tendría los derechos? ¿Que no podrían criticar el régimen de Franco? ¿Que no se hablara de su condición sexual? Me imagino que algún pacto hubo porque volvieron muy pronto a España y pudieron publicar las obras. Hay preguntas, sin resolver, de las que yo me gustaría tener las respuestas.

En Granada se habla mucho, pero yo no sé la verdad. La familia, supongo, sabe más de lo que dice. ¿Por qué calla toda la familia? ¿Por qué no hay una sola voz que discrepa? ¿Como es posible que la familia diga que no quería que se busquen los restos? No me parece normal. Creo que Laura García Lorca tendría que decir algo. Lorca no es sólo de ellos. Lorca pertenece al mundo. Lorca quería que la gente lo conociera, lo leyera, quería la fama literaria. Él es un genio y su obra tiene el mensaje de que cada individuo tiene el derecho a ser quien es. Es un militante. Un revolucionario.

“Lorca representaba su propia muerte y su propia putrefacción. Dalí me dijo que la representación a veces duraba tres días”

Muchos escritores y periodistas han escrito sobre la homosexualidad de Lorca y las relaciones que pudo haber mantenido o si se acostó con Dalí o no… ¿Tienen derecho los investigadores o tenemos derecho los lectores a andar hurgando en la vida privada de Lorca?

Eso es un problema que me he planteado muchas veces. Creo que en el caso de Lorca, un poeta cuya sexualidad está en todo lo que escribe, cuyo problema por no poder vivir su vida con libertad está en todo lo que escribe, me permite pensar que yo quiero saberlo todo. Contarlo todo ya es otra cosa. Con Dalí estuve hablando sobre este tema. Él me dijo que nunca pudo ser. Dalí señaló que a él le hubiera gustado que el gran poeta le penetrara pero que no era gay y, además, le dolía. Cada biógrafo tiene que decidir qué pone y qué no pone. Cuando yo publiqué en 1985 el primer tomo de la biografía, la familia de Lorca me quería llevar a los tribunales por citar lo que me dijo Dalí. Nadie de la familia mencionaba el tema de la homosexualidad.

La propia hermana publicó un libro sobre Lorca y no figura la palabra homosexual. Me parece que no hay derecho para eso tampoco. Cuando tu propia familia, una familia culta, te hace eso… No hay derecho a silenciar el hecho. Cuando salió mi libro tampoco se había dicho. Mi libro tenía errores y era incompleto pero en este aspecto puso los puntos sobre las íes. Ningún crítico puede hablar de la obra de Lorca sin mencionar su homosexualidad. No es un problema ya, pero hace 20 años sí. Me llamaron de asqueroso para arriba. Terrible. Feroz.

Hablando de Dalí… Leí que cuando comunicaron al artista el asesinato de su amigo poeta pronunció un “olé”. Obviamente, no como celebración y sí como homenaje a lo que había sido la vida del poeta.

“Si apareciera Lorca un día yo creo que me diría: “Mira, aprecio mucho tu trabajo… pero, vamos a tomar unas copas y a cantar un poco”

Dalí sabía mejor que nadie el temor a la muerte que rondaba a Lorca. Vivió con miedo a la muerte. Parece que tenía un sexto sentido. Me contaron que tuvo un sueño con mujeres vestidas de negro, alrededor de él, velándolo. Vicente Aleixandre me contó que Lorca, a veces, se le iban los ojos para dentro por la noche a veces y nadie sabía dónde se había ido su mente. Era un poeta lunar, nocturno. Hay un enigma en Lorca que nunca podremos captar. Todavía me dan escalofríos.

También se hacía el muerto y representaba su propio velatorio.

Esto me lo contó Dalí. Lorca hacía eso. Representaba su propia muerte y su propia putrefacción. Además era un buen actor. Dalí me dijo que la representación a veces duraba tres días. Es fantástico.

Tras 50 años estudiando a Lorca, ¿qué decepciones guarda?

Una de las mayores penas es no haber oído nunca su voz. Hizo su obra en 20 años, era el que más recitaba de toda su generación y no hay ni una grabación de voz. Sólo tocando. Eduardo Blanco Amor contó en una entrevista que un día Lorca recitó para él en La Alhambra el poema Grito hacia Roma, aquel feroz ataque al Vaticano… Me imagino eso y me dan escalofríos. Lorca no recitaba… Lorca era el poema en persona. Yo daría todo por escuchar unas palabras suyas. Sigo pensando que en algún sótano habrá algo. No puedo creer que haya desaparecido su voz.

“Quiero saber dónde sus restos, entre otras razones, para saber cómo murió. ¿Le dieron tiros en el culo por homosexual?”

¿Qué preguntas le quedan por responder?

Lo primero, saber dónde están los restos. Es el desaparecido más conocido y más amado del mundo. La obra de Lorca es un regalo a la humanidad entera. Esta obra puede cambiar vidas. Un escritor facha me dijo una vez que yo lo único que quiero es tener la calavera de Lorca entre mis manos. ¡Imagínate! ¡Qué vulgaridad! Quiero saber dónde están los restos, entre otras razones, para saber cómo murió. ¿Le dieron tiros en el culo por homosexual? ¿Lo torturaron antes de matarlo? Quiero saber cómo lo mataron.

Otro interrogante es que en su obra hay un fracaso infantil atroz. En toda su obra se refleja un tema reincidente: el amor perdido para siempre. Me gustaría conocer la raíz de este fracaso. Algo atroz y terrible le pasó en la infancia. Siempre hay un amante fracasado en todas sus obras. Si yo pudiera preguntarle le diría: Federico, cuéntame cómo fue aquel fracaso.

Supongo que se habrá preguntado varias veces si Lorca estaría satisfecho con el trabajo que usted está haciendo como biógrafo.

Muchas veces me he hecho esta pregunta, sí. Incluso a veces Lorca me ha visitado por la noche en sueños. Estoy implicado con toda su figura en un nivel muy profundo. Si apareciera Lorca un día yo creo que me diría: “Mira, aprecio mucho tu trabajo… pero, vamos a tomar unas copas y a cantar un poco”. Al menos, eso espero. Sería muy duro que viniera para decir que está hasta el gorro de que escriba sobre él.

http://www.publico.es/culturas/ian-gibson-lorca-ayudo-derribar.html

El Ayuntamiento de Sevilla desafía a Vodafone: si hay despidos, no hay contrato

El Ayuntamiento de Sevilla desafía a Vodafone: si hay despidos, no hay contrato

Ana Isabel Cerro / 29 sep 2015

Manifestación de protesta de trabajadores de Vodafone.Manifestación de protesta de trabajadores de Vodafone.
CCOO de Sevilla, Izquierda Unida y Participa Sevilla, la marca local de Podemos, vieron a recordar ayer que el Pleno del Ayuntamiento de Sevilla aprobó con el apoyo de todos los grupos políticos, excepto el PP, una moción presentada por IULV-CA contra los planes de Vodafone de despedir a 1.300 trabajadores en t0da España a través de ERE. La moción instaba al alcalde  a mantener  “de forma inmediata una reunión con  la empresa”, así como a ” la rescisión de cualquier relación contractual con la misma, por parte del Ayuntamiento, si Vodafone/Ono lleva a cabo, sin acuerdo, una destrucción de empleo como la que pretende en nuestra ciudad”. En Andalucía, de una plantilla de 400 trabajadores el ERE afecta a unos 100, 70 de ellos en Sevilla.

El recordatorio se producía este lunes coincidiendo con la primera de las tres jornadas de huelga convocadas por los sindicatos a nivel nacional, frente al proyecto de ERE planteado por Vodafone/Ono. Ayer, el Grupo de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla, encabezado por Daniel González Rojas, mostró de nuevo su solidaridad con la plantilla de Vodafone ante el Expediente de Regulación de Empleo planteado por la empresa, una situación ante la que apuesta por el cumplimiento de la moción planteada por la formación de izquierdas en el pasado Pleno.

PODEMOS LLEVARÁ EL ERE AL PARLAMENTO

Ls iniciativa municipal recoge la solidaridad con la plantilla y que el Ayuntamiento, cliente de esta operadora para su servicio de telefonía, solicite una reunión a la compañía para que desista del ERE presentado. El tercer punto de la moción señala que “si la empresa no retira el ERE se tiene que finalizar cualquier relación contractual, de telefonía o publicitaria, que sean competencia directa del Ayuntamiento”. “Éste, además, dejará de colaborar con la multinacional para cualquier tipo de evento organizado por la marca”, aclara IU

Por su parte, la portavoz del grupo parlamentario de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, acudía este lunes a la concentración de los trabajadores de Vodafone en protesta por el ERE, ante el que ha anunciado que la idea de su grupo es presentar en el Parlamento una Proposición no de Ley (PNL) y plantear una declaración institucional con la cual las fuerzas políticas se sitúen de parte de los trabajadores.

¿Votará favorablemente el Grupo Socialista a esa iniciativa en el Hospital de las Cinco Llagas, como sí han hecho sus compañeros concejales en el Ayuntamiento de Sevilla? Está por ver. Cabe recordar que el alcalde Juan Espadas sí depende de IU y Participa Sevilla/Podemos para seguir siéndolo, mientras que la presidenta Susana Díaz lo es con el apoyo de Ciudadanos, no de Podemos ni IU. Pero a su vez el PSOE es consciente de que no puede seguir dependiendo en exclusiva de Ciudadanos y necesita recomponer puentes con los dos grupos de la izquierda parlamentaria.

De este modo, plantea como iniciativas prácticas “cuestionarse contratos que pueda tener la Administración pública andaluza con Vodafone”, una empresa que “no tiene ningún tipo de sentido de la responsabilidad social con los trabajadores”. Además, como organización política ha hecho un llamamiento a que la gente que está en los círculos de Podemos “participen en las movilizaciones” del colectivo.

SI HAY BENEFICIOS, ¿POR QUÉ HAY DESPIDOS?

Mientras, la coordinadora del sector de Telecomunicaciones de CCOO Andalucía, Isabel Guerrero, ha señalado que hay huelga convocada en la empresa Vodafone y ONO desde que el pasado 1 de septiembre se reunió la mesa de negociación con el planteamiento de la empresa de 1.300 despidos a nivel estatal. Desde el principio, desde el sindicato “se ha solicitado a la empresa todo tipo de argumentos legales” porque “este ERE no está justificado ni por medidas organizativas ni económicas”, ya que Vodafone “sigue teniendo beneficios”.

Sobre el seguimiento de la huelga, ha señalado que ha sido secundada por “en torno al 70%” de la plantilla en Sevilla, al tiempo que ha señalado que a la misma se han sumado compañeros de Cádiz y Córdoba. Así, en la primera se ha sumado a la huelga “en torno al 90%” de la plantilla y en Córdoba también.

Del mismo modo, el secretario general de CCOO de Sevilla, Alfonso Vidán, ha afirmado que “de nuevo y como consecuencia de la reforma laboral, empresas que acumulan beneficios se acogen a esa ley que rompe todos los derechos laborales conseguidos, y en este momento serán 70 compañeros que dejarán de prestar sus servicios en Sevilla”, lo que supone “otro palo más para la provincia”.

CCOO ha reiterado que solamente se puede “hablar de prejubilaciones y voluntariedad, acometiendo un plan de empleo posterior que impida los posibles despidos forzosos, con un planteamiento racional, basado en hechos”. En una reunión celebrada el pasado jueves, la empresa había planteado un acuerdo global que incluya los ERE para 1.159 personas y mejorar las condiciones de convenio para los trabajadores no afectados por los expedientes.

LA PROPUESTA DE LA EMPRESA

En opinión de CCOO, se está desvirtuando la negociación y, por tanto, su resultado, al incluir el marco laboral dentro de la misma. “Las condiciones puestas sobre la mesa no pueden ser valoradas por ningún sindicato con responsabilidad social, mientras la empresa no dé un giro radical a sus planteamientos iniciales. No se puede hablar de condiciones laborales y proponer un acuerdo global para comprar voluntades“, ha afirmado el sindicato.

En concreto, la última propuesta de la empresa incluye indemnizaciones de 35 días (hasta RD febrero 2012) o 33 días (desde reforma laboral) con límite de 20 mensualidades. El periodo de adscripción a las bajas voluntarias se amplía una semana más, hasta el 15 de octubre.

Además, no habrá salidas forzosas hasta el 1 de enero de 2016 para tener tiempo de llevar a cabo recolocaciones con las que suplir las vacantes de puestos que se produjeran con las voluntariedades de las áreas indicadas.

Asimismo, la empresa propuso que las prejubilaciones bajan a 56 años y, además, una revisión salarial para el año que viene del uno por ciento condicionado a que los ingresos no decrezcan más de un cuatro por ciento y el Ebitda no lo haga más de un dos por ciento. El resto de años, en función del presupuesto fijado y mismos condicionantes.

http://www.andalucesdiario.es/economia/sevilla-desafia-a-vodafone-si-hay-despidos-no-hay-contrato/

Una niña gitana es la menor más inteligente del mundo

Una niña gitana es la menor más inteligente del mundo

Publicado: Actualizado:

NIA INTELIGENTE

Nicole Barr. | UNIÓN ROMANÍ

¿Cómo es la niña más inteligente del planeta? Pues tiene 12 años, ojos azules, el pelo castaño claro, se pinta las uñas de azul, es educada, buena niña con sus padres y es del Reino Unido. Ah, y es gitana.

Por si hay alguien que aún guarda prejuicios inservibles, injustos e inciertos, Nicole Barr está aquí para tumbarlos. Desde los titulares de todos los medios del mundo: la niña más lista del mundo es gitana. Y tiene un cociente superior al de Albert Einstein o Stephen Hawking. Ahí es nada.

Nadie esperaba un resultado así cuando Nicole, residente en el condado británico de Essex, hizo un test de cociente intelectual. La chica logró una puntuación de 162 puntos. Einstein y Hawking no pasaron de 160. Para hacerse una idea de este logro, hay que explicar que un adulto medio tiene un coeficiente intelectual entorno a los 100 puntos y cualquier puntuación superior a 140 se considera propia de genios.

El reconocimiento de su talento ha venido de la mano de la asociación MENSA, una organización internacional que agrupa a 110.000 socios en los cinco continentes. Sólo el 8 % de todos los genios del mundo están por debajo de los 16 años.

La madre de la adolescente, Dolly Burckland, se mostró muy orgullosa por el nivel de su hija, en declaraciones al Mirror. “Es muy trabajadora. Después de clase se queda en el club de deberes para hacer sus tareas todos los días», explica. Además, destaca que desde pequeña «encontraba errores en libros y revistas”. La menor desea ir a la universidad y estudiar pediatría.

Su padre, que se dedica a la limpieza y al arreglo de carreteras, asegura que su hija es la “comidilla de la comunidad gitana”. “Esto demuestra que no importante de donde

provengas, cualquiera puede ser brillante académicamente”, sostiene

La protagonista de esta historia, Nicole, que dedica parte de su tiempo a leer, cantar y actuar en obras de teatro, ya demostraba sus dotes cuando, con menos de diez años, era capaz de entender álgebra compleja en el colegio.

LA ALEGRÍA DE LA UNIÓN ROMANÍ

Juan de Dios Ramírez-Heredia, el presidente de la Unión Romaní en España, ha enviado a los medios una tribuna en la que se felicita por el reconocimiento de Nicole. Dice que está “especialmente contento” porque esta noticia “reafirma el sentido supremo de la familia” de los gitanos, “es una denuncia contra la cruel discriminación” de su gente, sobre todo en el mundo educativo -el analfabetismo sigue hoy rondando el 20% en su comunidad-, y supone “una bofetada cósmica a las autoridades educativas”, que insistían incluso en mandar a los gitanos a centros de discapacitados mentales.

Y ADEMÁS…