PACMA convoca una concentración contra la feria de caza organizada por la Diputación de Córdoba

PACMA convoca una concentración contra la feria de caza organizada por la Diputación de Córdoba

Los que corren mejor suerte, son abandonados y posteriormente recogidos por alguna protectora, en la que se les ofrece una segunda oportuniadad. En otros muchos casos, terminan en perreras en las que son sacrificados, o son ejecutados por los propios cazadores. Es frecuente que aparezcan galgos ahorcados en árboles o ahogados en pozos.

Enviado por: ECOticias.com / Red / Agencias

Fecha de publicació: 28/09/2017, 12:23 h | (41) veces leída

PACMA convoca una concentración contra la feria de caza organizada por la Diputación de Córdoba
a Diputación de Córdoba ha organizado una feria de caza, financiada con dinero público, y que promocionará desde el 28 de septiembre hasta el 1 de octubre una actividad devastadora y cruel, que atenta contra la conservación de nuestro entorno y que siega la vida de 30 millones de animales cada año en nuestro país.
Solamente en la provincia de Córdoba, la caza acaba con la vida de más de un millón de animales cada año, además de condenar al abandono a más de 4.000 perros (galgos y podencos principalemente). En toda España, la cifra de perros de caza abandonados y maltratados al acabar la temporada supera los 80.000. Estos animales son utilizados como herramientas, meros instrumentos, a los que convierten en deshechos inservibles cuando ya no les resultan útiles para cazar.
Los que corren mejor suerte, son abandonados y posteriormente recogidos por alguna protectora, en la que se les ofrece una segunda oportuniadad. En otros muchos casos, terminan en perreras en las que son sacrificados, o son ejecutados por los propios cazadores. Es frecuente que aparezcan galgos ahorcados en árboles o ahogados en pozos.
Los perros de los cazadores que no son abandonados viven una vida de esclavitud, la mayoría hacinados en zulos en pésimas condiciones de salubridad, con escasez de alimento y agua.
Además de este drama, al que ningún partido político está dispuesto a poner freno, las monterías, una de las modalidades de caza más devastadoras, no solo provocan la muerte a miles de animales, sino que dejan a otros tantos malheridos o agonizantes en los montes.
Por otro lado, la caza es causante de serios problemas medioambientales, derivados del hecho de que se arrojen 6.000 toneladas de plomo acada año a nuestros montes, provocando la contanimación de ríos y acuíferos. También es una de las principales causas del aumento de especies en peligro de extinción. El lince ibérico está terriblemente amenazado como consecuencia de la destrucción de su hábitat y de la disminución de la población de conejos.
PACMA es el único partido político que se compromete con los animales y que pide y exige la prohibición de todas las modalidades de caza. El Partido Animalista ha convocado una concentración el próximo domingo, 1 de octubre, a las 11:00 horas en la Plaza de Colón de Córdoba.

La Diputación de Córdoba ha organizado una feria de caza, financiada con dinero público, y que promocionará desde el 28 de septiembre hasta el 1 de octubre una actividad devastadora y cruel, que atenta contra la conservación de nuestro entorno y que siega la vida de 30 millones de animales cada año en nuestro país.

Solamente en la provincia de Córdoba, la caza acaba con la vida de más de un millón de animales cada año, además de condenar al abandono a más de 4.000 perros (galgos y podencos principalemente). En toda España, la cifra de perros de caza abandonados y maltratados al acabar la temporada supera los 80.000. Estos animales son utilizados como herramientas, meros instrumentos, a los que convierten en deshechos inservibles cuando ya no les resultan útiles para cazar.

Los que corren mejor suerte, son abandonados y posteriormente recogidos por alguna protectora, en la que se les ofrece una segunda oportuniadad. En otros muchos casos, terminan en perreras en las que son sacrificados, o son ejecutados por los propios cazadores. Es frecuente que aparezcan galgos ahorcados en árboles o ahogados en pozos.

Los perros de los cazadores que no son abandonados viven una vida de esclavitud, la mayoría hacinados en zulos en pésimas condiciones de salubridad, con escasez de alimento y agua.

Además de este drama, al que ningún partido político está dispuesto a poner freno, las monterías, una de las modalidades de caza más devastadoras, no solo provocan la muerte a miles de animales, sino que dejan a otros tantos malheridos o agonizantes en los montes.

Por otro lado, la caza es causante de serios problemas medioambientales, derivados del hecho de que se arrojen 6.000 toneladas de plomo acada año a nuestros montes, provocando la contanimación de ríos y acuíferos. También es una de las principales causas del aumento de especies en peligro de extinción. El lince ibérico está terriblemente amenazado como consecuencia de la destrucción de su hábitat y de la disminución de la población de conejos.

PACMA es el único partido político que se compromete con los animales y que pide y exige la prohibición de todas las modalidades de caza. El Partido Animalista ha convocado una concentración el próximo domingo, 1 de octubre, ahttp://www.ecoticias.com/naturaleza/175098/PACMA-convoca-una-concentracion-contra-la-feria-de-caza-organizada-por-la-Diputacion-de-Cordoba las 11:00 horas en la Plaza de Colón de Córdoba.

http://www.ecoticias.com/naturaleza/175098/PACMA-convoca-una-concentracion-contra-la-feria-de-caza-organizada-por-la-Diputacion-de-Cordoba

El Seprona investiga la muerte de un lince por disparo en un paraje de Sierra Morena, en Jaén

Ha sido el propio Seprona el que ha confirmado a Europa Press que hay abiertas diligencias sobre este caso que se encuentra ya en investigación. El cadáver fue localizado hace dos semanas y fue remitido al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre de la Junta de Andalucía (CAD), con sede en Málaga, para la realización de la correspondiente necropsia.
Enviado por: ECOticias.com / Red / Agencias

Fecha de publicació: 28/09/2017, 10:18 h | (48) veces leída

El Seprona investiga la muerte de un lince por disparo en un paraje de Sierra Morena, en Jaén
El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil está investigando la muerte de un lince por disparo cuyo cadáver fue localizado en un paraje de Sierra Morena, dentro de la provincia de Jaén.
Ha sido el propio Seprona el que ha confirmado a Europa Press que hay abiertas diligencias sobre este caso que se encuentra ya en investigación. El cadáver fue localizado hace dos semanas y fue remitido al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre de la Junta de Andalucía (CAD), con sede en Málaga, para la realización de la correspondiente necropsia.
Las radiografías realizadas a este ejemplar hembra, de unos dos años, reveló que la causa de la muerte había sido por disparo, de ahí que se haya abierto la correspondiente investigación para localizar al responsable o responsables.
La Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, legislación básica del Estado, estipula como infracción muy grave “la destrucción, muerte, deterioro, recolección, comercio o intercambio, captura y oferta con fines de venta o intercambio o naturalización no autorizadas de especies de flora y fauna catalogadas en peligro de extinción, así como la de sus propágulos o restos”.
Esta ley estatal señala que la tipificación y cuantía de estas sanciones administrativas pueden ser agravadas por la legislación que aprueben las comunidades autónomas. Además, el Código Penal establece que la muerte de un ejemplar de cualquier especie protegida conlleva penas de prisión de hasta dos años de cárcel si se demuestra que ha sido intencionado, a lo que habría que sumar las correspondientes multas.
La muerte por disparo de esta hembra joven se viene a sumar a los diez linces que han fallecido en 2017 por atropello en las carreteras andaluzas. El último caso de atropello fue el de un lince que el pasado 19 de septiembre encontrado sin vida en la autovía A-4, en el tramo comprendido entre Andújar y Bailén (Jaén).
Los espacios protegidos de Andújar y Cardeña son las áreas con mayor población de lince ibérico en España. En esta temporada reproductora, según se ha informado desde la Consejería de Medio Ambiente, se ha constatado la presencia de al menos 12 hembras con un mínimo de entre 25 y 27 cachorros. Estos datos son aún preliminares a la espera de la finalización del censo de este año.
En Andalucía, al menos 36 hembras se han reproducido. Hasta el momento se han controlado 80 nuevos cachorros nacidos en libertad, lo que apunta a una campaña exitosa si se tiene en cuenta que falta todavía por contabilizar casi al 50 por ciento del censo.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil está investigando la muerte de un lince por disparo cuyo cadáver fue localizado en un paraje de Sierra Morena, dentro de la provincia de Jaén.

Ha sido el propio Seprona el que ha confirmado a Europa Press que hay abiertas diligencias sobre este caso que se encuentra ya en investigación. El cadáver fue localizado hace dos semanas y fue remitido al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre de la Junta de Andalucía (CAD), con sede en Málaga, para la realización de la correspondiente necropsia.

Las radiografías realizadas a este ejemplar hembra, de unos dos años, reveló que la causa de la muerte había sido por disparo, de ahí que se haya abierto la correspondiente investigación para localizar al responsable o responsables.

La Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, legislación básica del Estado, estipula como infracción muy grave “la destrucción, muerte, deterioro, recolección, comercio o intercambio, captura y oferta con fines de venta o intercambio o naturalización no autorizadas de especies de flora y fauna catalogadas en peligro de extinción, así como la de sus propágulos o restos”.

Esta ley estatal señala que la tipificación y cuantía de estas sanciones administrativas pueden ser agravadas por la legislación que aprueben las comunidades autónomas. Además, el Código Penal establece que la muerte de un ejemplar de cualquier especie protegida conlleva penas de prisión de hasta dos años de cárcel si se demuestra que ha sido intencionado, a lo que habría que sumar las correspondientes multas.

La muerte por disparo de esta hembra joven se viene a sumar a los diez linces que han fallecido en 2017 por atropello en las carreteras andaluzas. El último caso de atropello fue el de un lince que el pasado 19 de septiembre encontrado sin vida en la autovía A-4, en el tramo comprendido entre Andújar y Bailén (Jaén).

Los espacios protegidos de Andújar y Cardeña son las áreas con mayor población de lince ibérico en España. En esta temporada reproductora, según se ha informado desde la Consejería de Medio Ambiente, se ha constatado la presencia de al menos 12 hembras con un mínimo de entre 25 y 27 cachorros. Estos datos son aún preliminares a la espera de la finalización del censo de este año.

En Andalucía, al menos 36 hembras se han reproducido. Hasta el momento se han controlado 80 nuevos cachorros nacidos en libertad, lo que apunta a una campaña exitosa si se tiene en cuenta que falta todavía por contabilizar casi al 50 por ciento del censo.

http://www.ecoticias.com/naturaleza/175080/El-Seprona-investiga-la-muerte-de-un-lince-por-disparo-en-un-paraje-de-Sierra-Morena-en-Jaen