Problemas para Dídac Sánchez: acusan a Hill Prados de abuso sexual en su sede

VINCULADO DE NUEVO AL ‘PEDERASTA DEL RAVAL’

Problemas para Dídac Sánchez: acusan a Hill Prados de abuso sexual en su sede

El ‘pederasta del Raval’ vuelve a estar en el punto de mira de la justicia por abuso de menores. En esta ocasión, podría haber delinquido en las empresas de Dídac Sánchez

Foto: José María Hill Prados comparte oficina con Dídac Sánchez (Imagen cedida)

José María Hill Prados comparte oficina con Dídac Sánchez (Imagen cedida)

Dídac Sánchez insistió una y mil veces en que José Maria Hill Prados (también conocido como ‘el pederasta del Raval’) y él ni son socios, ni trabajan juntos, sino que hace años que ni siquiera se ven ni tienen trato entre ellos. Sin embargo, los hechos siguen apuntando a todo lo contrario.

[Lea aquí: “Hill Prados ha tenido libre acceso a mis oficinas los últimos nueve meses“]

El joven emprendedor ha sostenido siempre que su única relación ha sido puramente judicial: concretamente, cuando Hill Prados abusó sexualmente de Sánchez cuando este tenía 12 años, un delito que lo llevó a prisión pese a los incesantes intentos del joven por librarle de la cárcel asegurando haberse inventado los abusos. La pena de prisión de Hill Prados se cumplió definitivamente en febrero de 2016, aunque llevaba ya un tiempo en la calle.

Sánchez niega, por tanto, la posibilidad de que su imperio empresarial (que asegura facturar 50 millones al año, pese a que las cifras reales permanecen muy lejanas) en realidad pudiera ser manejado por Hill Prados, que supuestamente habría colocado a Sánchez como ‘hombre pantalla’ o testaferro del imperio ante la declaración de insolvencia de Hill Prados y las numerosas deudas que acumula con proveedores, exempleados y antiguos inversores.

C. Otto

La situación más delicada vincularía de lleno a ambos y se produjo a finales del pasado mes de abril, cuando Jerome Farley, un trabajador (ahora despedido) de una compañía de Dídac Sánchez, relacionada con el mundo del espectáculo, denunció ante los Mossos d’Esquadra que Hill Prados supuestamente habría cometido dos presuntos abusos sexuales contra un artista de 17 años contratado por la compañía.

Tras su declaración, los Mossos entraron en contacto con los padres del menor, que -aunque estaban asustados por lo que pudiera pasar, según las fuentes consultadas por Teknautas- confirmaron los hechos, prestaron declaración y presentaron una segunda denuncia.

Para colmo, los presuntos abusos habrían sido cometidos en las propias oficinas del conglomerado empresarial de Dídac Sánchez, que engloba a compañías como Subrogalia (gestación subrogada), Eliminalia (derecho al olvido), Enadwords (‘marketing online’) o Legisdalia (protección legal), entre otras. Los detalles de la relación laboral del joven con el conglomerado -y el nombre de la empresa concreta para la que trabajó- permanecen omitidos en este reportaje para proteger la identidad del menor.

“Sánchez es quien firma, pero manda Hill Prados”

Según el texto de la denuncia, el menor fichó por una empresa que públicamente es propiedad de Dídac Sánchez, pero su jefe parecía ser otro: “Quien firma los contratos es Dídac Sánchez, pero quien manda es el señor Hill Prados”, a quien el menor “conoció como Diego”, el nombre falso que varias fuentes anónimas achacaron a José María Hill Prados en nuestro anterior reportaje.

Hill Prados, siempre según el texto de la denuncia, habría abusado sexualmente del joven de 17 años (que trabajaba allí con su hermano de 19) en dos ocasiones, las dos en la sala de juntas de las oficinas de Dídac Sánchez. Los dos presuntos abusos tuvieron lugar a mediados de 2016. Los detalles de dichas situaciones no van a ser detallados en este reportaje por no interferir en la causa.

En cualquier caso, y pese a que el menor “no encontró normal” ninguno de los dos hechos acaecidos en las oficinas de Dídac Sánchez, ya que “no le había dado pie”, en principio “no dijo nada, ya que pensó que si se enfrentaba a Hill Prados le echarían, y su hermano estaba muy ilusionado” con el trabajo en la empresa.

“Conocemos a gente y vas a tener problemas”

Pocos días después de cometerse los últimos presuntos abusos, el menor se lo contó a Jerome Farley, quien un tiempo después abandonó la empresa y, como decimos, acabó denunciando los hechos ante los Mossos d’Esquadra.

Cuando Farley (que ha trabajado con artistas como Madonna o Elton John) presentó su dimisión, según su propia versión, obtuvo un aparente aviso para que ocultase la situación: “Conocemos a gente y vas a tener problemas”.

Extracto de una de las denuncias presentadas. (Imagen: Teknautas)
Extracto de una de las denuncias presentadas. (Imagen: Teknautas)

Farley no se amedranta ante las amenazas; de hecho, ha accedido a que su nombre sea publicado con una sola condición: dejar patente el “asco profesional” que le ha producido trabajar con Sánchez y Hill Prados. “Me deben dinero, pero no voy a cobrarlo para no verles más”. En la demanda, Farley explica a los Mossos que su jefe directo no era Dídac Sánchez, como figura en los papeles, sino “un señor que dice ser José María Hill Prados, aunque también lo ha conocido como José María Hill Castro y Diego González”.

La descripción que hace de Hill Prados a las autoridades encaja punto por punto con la de Hill Prados: “55 años, 1,70 de altura, con barriga, piel oscura, cabello negro y gris, corto, con barba desde septiembre. Este señor utiliza diversos nombres para presentarse”. Precisamente en septiembre fue cuando este periódico publicó los reportajes sobre sus maniobra ilegales.

Tres parejas demandan a Subrogalia

Pero las denuncias de antes no son las únicas que podrían perjudicar la reputación del núcleo de empresas de Dídac Sánchez y su posible vinculación con Hill Prados. Y es que en los últimos meses, un mínimo de tres parejas han presentado demandas contra Subrogalia, la agencia dedicada a intermediación de servicios de gestación subrogada del conglomerado, por un posible incumplimiento de contrato y establecimiento de cláusulas abusivas.

Por otro lado, otra pareja llegó a presentar una querella en la que acusaba a Subrogalia de presunta estafa, apropiación indebida y/o administración desleal. Esta querella no fue admitida a trámite y, a día de hoy, la pareja en cuestión ha presentado un recurso contra dicha decisión.

Desde México, donde se acoge a las madres de alquiler, también denuncian malas prácticas de Subrogalia. Una empleada de una agencia que trabajaba con Subrogalia explica cómo es tratar con Hill Prados: “No es serio, escatima los pagos pactados a la madre… nosotros no trabajamos con gente así”, explica a este periódico. En ocasiones, lamenta, ha tenido que hablar directamente con los clientes de Subrogalia para que comprendiesen la situación, dado que las explicaciones que recibían desde España no eran ciertas. El correo inferior deja a las claras la frustración que ambas partes viven en algunos procesos de gestación subrogada.

Correo de una agencia mexicana a Subrogalia y uno de sus clientes.
Correo de una agencia mexicana a Subrogalia y uno de sus clientes.

“Hill Prados no tiene vinculación conmigo”

Por otro lado, el contenido de los contratos firmados entre Subrogalia y sus clientes habría desvelado, según TV3, que Subrogalia creaba embriones en España para su posterior envío al extranjero, una práctica no permitida en nuestro país. Subrogalia, por su parte, ha anunciado demandas contra los afectados, a los que Dídac Sánchez califica de “sinvergüenzas y caraduras” en el minuto 18:30 de una entrevista en Catalunya Radio.

En la entrevista, a partir del minuto 36, Sánchez se muestra visiblemente enfadado y vuelve a negar tener ningún tipo de relación con José María Hill Prados: “Si usted tiene algo que ver con el señor Hill, ponga la reclamación que quiera. Esta señora está hablando de una persona que no tiene ninguna vinculación conmigo”, aseguraba.

La clínica, cerrada tras operar sin autorización

Por último, la clínica Iegra Tres Torres, asociada al negocio de Subrogalia y propiedad también de Dídac Sánchez, fue cerrada el pasado 31 de mayo. ¿El motivo? Que la clínica en realidad nunca debería haber abierto, ya que no contaba con los permisos de la Conselleria de Salud de la Generalitat de Catalunya. Sin embargo, la clínica ha ejercido su actividad durante un año y medio sin haber recibido la autorización para hacerlo. Desde Salud, aseguran que recibió hasta tres avisos para que cesara su actividad; a día de hoy, Dídac Sánchez se ha visto obligado a cerrarla tras 122 intervenciones y 37 fecundaciones ‘in vitro’ realizadas.

Sánchez, de nuevo, ha anunciado que se querellará por prevaricación contra la Generalitat. Además, asegura que el Gobierno catalán no le ha concedido los permisos, entre otras cosas, por su juventud: “Les molesta que una persona ofrezca precios que rompan el mercado, otra forma no tan antigua de hacer las cosas”.

Acusados de presunta insolvencia punible

La lista de problemas judiciales de los dos protagonistas de esta historia aún no ha acabado. Y es que en diciembre de 2015 fue presentada otra querella en que se les reclama a ambos un total de 620.433 euros, acusándoles de presunta estafa, apropiación indebida e insolvencia punible.

El denunciante es el hijo de un hombre que, en 2003, invirtió 621.933 euros en Cardoner Venta a Domicilio SL, una empresa de inversiones cuyo administrador único es Hill Prados (y por la que fue acusado de presunta estafa). Sin embargo, un tiempo después de que Hill Prados entrase en prisión por el abuso sexual hacia Dídac Sánchez, comunicó al denunciante que las inversiones habían sido un fracaso y que, por tanto, había perdido absolutamente todo su dinero.

Una empresa de Dídac Sánchez pagó una deuda de 1.500 euros de Hill Prados

No obstante, Hill Prados firmó un documento de reconocimiento de deuda e incluso dispuso un calendario de pagos que le obligaba, durante los siete años siguientes, a ir abonando las cantidades correspondientes hasta alcanzar los 620.433 euros que le debía, intereses aparte.

Sin embargo, Hill Prados nunca llegó a asumir dicha deuda, ya que hace años que permanece autodeclarado como insolvente. El único pago que asumió fue uno de 1.500 euros que, según los intervinientes en la vista judicial, fue realizado en julio de 2013 precisamente desde la cuenta bancaria de una empresa de Dídac Sánchez.

Vive en una finca de un millón de euros pendiente de desahucio

En su primera comparecencia ante el juez por esta denuncia, Hill Prados volvió a asegurar que es insolvente: según el querellado, actualmente no tiene ningún ingreso y vive del mantenimiento que le dan sus hijos. De hecho, Hill Prados asegura que incluso ha perdido su casa, una finca valorada en un millón de euros que pertenecería a la Sareb. Sin embargo, el querellado aún no ha sido desahuciado de la misma, con lo que, asegura, sigue viviendo allí.

Dídac Sánchez, por su parte, asegura que con Hill Prados apenas ha tenido relaciones muy puntuales. En cuanto al pago de 1.500 euros hecho al denunciante desde la cuenta de una de sus empresas, Sánchez aseguró al juez que en una ocasión requirió de cierta asesoría legal de Hill Prados, que le pidió que el pago de esa asesoría fuese abonado directamente al denunciante.

Los indicios que unen a Hill Prados y Subrogalia

En nuestro segundo reportaje ya hablábamos de varios puntos en común entre Dídac Sánchez y José María Hill Prados: había ‘parecidos razonables’ entre las empresas de uno y otro, la coincidencia temporal de oficinas, el hecho de que Dídac Sánchez tenga una empresa cuya marca comercial fue registrada por Hill Prados, la vinculación societaria entre Andreu Hill Prados y Dídac Sánchez en Passionware SL, el actual empleo de Andreu como director de Subrogalia en Rusia, su aparición en un vídeo de la compañía (min 2:45)…

Pero no son las únicas coincidencias. Si nos fijamos en la empresa Cardoner Venta a Domicilio SL, por la que Hill Prados acaba de ser querellado por presunta estafa de 620.433 euros (más información de esta querella, al final de este reportaje), vemos que el administrador único de dicha compañía, efectivamente, es el propio Hill Prados. Además, también es administrador único de dos sociedades de nombre similar: Cardoner Televentas 2010 SL y Cardoner Franquicias SL.

Teniendo hasta tres empresas de nombre tan similar, no sería extraño que la marca Cardoner hubiese sido registrada. Y efectivamente permanece registrada, pero no precisamente por Hill Prados: según el registro, ahora mismo tanto la marca Cardoner como su logo pertenecen a Enadwords Group SL, una compañía cuyo administrador único es Dídac Sánchez.

El rastro de Hill Prados en internet

Pero la cosa no acaba aquí. En la primera vista judicial celebrada por la presunta estafa de 620.433 euros, a cuyos testimonios ha tenido acceso este periódico y cuyos detalles revelamos al final de este reportaje, José María Hill Prados aseguró ser el dueño de la cuenta de correo luca**migo***@hotmail.com (dirección con caracteres ocultos), en la que, además, él mismo aseguró que el nombre que figura no es ‘José María’, sino ‘Diego’ (el falso nombre con el que lo identificaba el menor que denunció presuntos abusos sexuales y del que hablamos en el anterior reportaje).

Partiendo de esta dirección de correo y de la información que posee Teknautas, se puede obtener material ciertamente interesante.

Desde hace varios meses, al inicio de la investigación sobre este asunto, este periódico maneja la información de que el número de teléfono personal de José María Hill Prados es el 64*392*22 (número editado para ocultar algunos caracteres). Un tiempo después, un portal de empleo publicó una oferta laboral para Subrogalia en México ofrecida por un tal Diego Prados y cuyo número de teléfono se correspondía con el conocido por Teknautas.

Para comprobar la conexión entre el correo luca**migo***@hotmail.com (reconocido como propio por José María Hill Prados) y el teléfono 64*392*22 basta hacer una prueba: acudir a a la web de correo de Hotmail/Outlook y seleccionar la opción ‘He olvidado mi contraseña’.

Una vez marcada dicha opción, Hotmail nos pide una dirección de correo. Si introducimos luca**migo***@hotmail.com, nos ofrece la opción de recibir un código de seguridad al teléfono vinculado a ese correo electrónico, que casualmente acaba en 22.

Este hecho podría ser meramente casual o anecdótico, pero no es, ni mucho menos, el único interesante. Si insertamos la dirección luca**migo***@hotmail.com en el buscador de Facebook, llegamos a la siguiente cuenta: Logrando el sueño en Ucrania.

Hagamos tres experimentos más: en primer lugar, si buscamos en qué lugares ha hecho ‘like’ dicha cuenta, veremos que el único sitio es Subrogalia.

En segundo lugar, si buscamos en qué páginas ha hecho ‘like’ la misma cuenta, veremos la ‘fanpage’ de Dídac Sánchez y la de Subrogalia, además de una página de descargas gratis,

En tercer y último lugar, si optamos por buscar en qué muros de páginas ha publicado algo ese perfil, veremos la ‘fanpage’ de Subrogalia y la de la Asociación de Periodistas de Ciudad Real (ciudad de la que es originario uno de los dos periodistas que firman este reportaje, al que Dídac Sánchez ha criticado directamente en varias ocasiones).

Por último, la dirección de correo luca**migo***@hotmail.com ha entrado alguna vez en un blog sobre gestación subrogada, donde, el 19 de octubre de 2013, publicó un comentario alabando el trabajo de Subrogalia y defendiendo a la empresa de las críticas que por entonces ya parecía tener.

Para ello, aseguraba ser cliente de Subrogalia. A este periódico no le consta, en ningún caso, que José María Hill Prados haya sido padre de nuevo mediante gestación subrogada, y mucho menos a través de Subrogalia, lo que parece indicar un evidente interés de Hill Prados en dejar en buen lugar a una empresa en la que, según sus propias palabras, ni trabaja ni participa de ninguna manera.

https://www.elconfidencial.com/tecnologia/2016-07-05/didac-sanchez-subrogalia-jose-maria-hill-prados-eliminalia_1217441/